Aprovechemos este tiempo de gracia de la Cuaresma para sensibilizarnos ante la difícil coyuntura que estamos viviendo