COMUNICADO A LA ARQUIDIÓCESIS DE TIJUANA Y A LA SOCIEDAD EN GENERAL SOBRE LA NUEVA CATEDRAL DE TIJUANA