El Arzobispo dio la bienvenida y bendijo a los participantes del Torneo de la Copa Rougier