El Arzobispo nos invita a participar en la XVII Marcha por la Vida, la Paz y los Migrantes

Tijuana, B.C.- La XVII Marcha por la Vida, la Paz y los Migrantes se llevará a cabo en nuestra Arquidiócesis de Tijuana el próximo 19 de marzo, a partir de las 8:30 de la mañana en el ex Toreo de Tijuana.

          “Además de la vida y la paz y en un contexto familia como se ha venido desarrollando esta marcha anualmente, ahora tiene este acento también de hacer conciencia de la presencia y la atención que requieren de parte de nosotros los migrantes”, dijo el Arzobispo Metropolitano, Mons. Francisco Moreno Barrón.

          A las 7:30 de la mañana el Arzobispo orará con un grupo de migrantes y jóvenes en el bordo, y posteriormente marcharán hasta la zona río donde se unirán con el mayor contingente que saldrá del ex Toreo de Tijuana.

          “Esperamos que la sociedad siga siendo sensible a la presencia de los migrantes entre nosotros. Sin duda alguna que la problemática o la realidad migrante no es exclusiva de nosotros aquí. Existe en todo el mundo, pero aquí tiene un acento muy particular porque justamente es la frontera más grande del mundo y porque a un lado tenemos a los Estados Unidos a donde aspiran a llegar muchos de estos migrantes”, invitó Mons. Moreno Barrón.

          Y añadió: “Siendo nosotros un pueblo migrante estamos más dispuestos, más sensibilizados para dar la mano a todos estos hermanos que pasan necesidad…De verdad que somos un pueblo migrante y este es un motivo de orgullo. No debemos afrontarnos, avergonzarnos de nuestra identidad. Al contrario Tijuana, Baja California es un pueblo migrante, una diócesis migrante y eso nos da una identidad y debemos de verlos como un privilegio”.

          También destacó que la mayoría de los inmigrantes son gente trabajadora, honrada y que busca un mejor futuro, ya sea para establecerse aquí o en Estados Unidos. Y que en lugar de verlos como un estorbo, nos invita, a darle la mano.

          Y que Tijuana es una comunidad generosa donde muchas ONG´s tienen éxito gracias a que el pueblo de Tijuana es un mosaico proveniente de toda la República y también del extranjero,

          “Este evento lo único que pretende es dar una aporte a la sociedad en que vivimos. La Iglesia no vive para sí misma. La Iglesia no tiene razón de ser cuando sólo está pensando para sí misma. La Iglesia vive para los demás y estamos llamados a colaborar, a construir una mejor sociedad de la cual nosotros formamos parte. Ya sabemos que hoy tenemos puntos rojos, situaciones difíciles que enfrentar en nuestra sociedad en el orden de la violencia, en el orden de los atentados a la vida, que recientemente se manifiestan”, mencionó el Arzobispo.

Agregó: “Bueno queremos entonar un canto, queremos proclamar, gritar pero con sencillez, sin conflictos, en paz en nuestra conciencia y en nuestro corazón que amamos la vida, que aspiramos a construir la paz juntos y que queremos abrazar y acoger también a nuestros hermanos migrantes que ya están aquí y los que seguirán viniendo a nuestra tierra”.

          Por su parte el Jefe Eclesial de la Pastoral Educativa, Pbro. Benigno Medrano Flores, recordó que la primera marcha inició en el año 2000, el cual fue nombrado por el Episcopado Mexicano el Año de la Vida. Y porque cada 25 de marzo celebramos la encarnación del Hijo de Dios y ese día fue instituido como el Día de la Vida.

          “San Juan Pablo II nos decía que la paz nace del corazón del hombre y se comparte con la familia y con la sociedad. Y hoy también de una manera especial los migrantes, que es un tema importante. El objetivo es crear una conciencia de unidad, de comunión y resaltar los valores fundamentales hoy como lo son la vida, la paz y los migrantes”, dijo el Padre Benigno.

          Detalló el sacerdote que además se realiza una Expo-vida en los colegios católicos para inculcar estos valores de la vida y la paz y la solidaridad entre los niños y jóvenes.

          Participarán los colegios católicos con carros alegóricos, parroquias, etc.

          “Es una marcha abierta, es una marcha donde invitamos a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, que comulgan con nuestros valores cristianos, con nuestros valores humanistas”, invitó el Padre Benigno, coordinador de la marcha.

          También invita a los participantes a portar camisa blanca, globos blancos y algún mensaje a favor de estos tres valores: la vida, la paz y los migrantes.