El Arzobispo y el Jurado eligieron el ante-proyecto ganador de la Nueva Catedral Metropolitana Nuestra Señora de Guadalupe en Tijuana

Tijuana, B.C.- La Arquidiócesis de Tijuana, encabezada por nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, y acompañado por el jurado y el Gran patronato, dio a conocer el ante-proyecto ganador de la Nueva Catedral Metropolitana Nuestra Señora de Guadalupe en Tijuana, cuyo ganador es el Arquitecto Luis Armando Curiel Ortega, en rueda de prensa.

“Damos a conocer el ante-proyecto ganador para la Nueva Catedral de Tijuana en el día en que la Iglesia celebra la Fiesta de la dedicación de la Basílica de San Juan de Letrán en Roma, providencialmente esta basílica consagrada el 9 de noviembre del año 324 es la Catedral del Papa, por eso es muy significativo que estemos concluyendo este concurso del ante-proyecto de nuestra catedral, sin haberlo planeado, sino providencialmente justo en esta fecha litúrgica tan significativa”, dijo el Arzobispo.

Además agradeció a los sacerdotes del G 10 y a los decanos que presenciaron esta noticia. Así como a los arquitectos que participaron en las 24 inscripciones y en los 11 ante-proyectos.

Explicó que la construcción incluye dos expresiones muy importantes, por un lado el templo con todo lo que requiere para el servicio de culto, al encuentro con Dios a través de la Iglesia en un terreno de cerca de 2 hectáreas. Así como el Centro Pastoral Nuestra Señora de Loreto, de 5 mil metros cuadrados, donde se va a favorecer la formación humana y cristiana, donde se va a promover el cultivo de las artes y la atención a los pobres, enfermos y migrantes.

“Qué importante es que esta obra de Iglesia y de sociedad la realicemos en comunión, en unidad. Esa va a ser nuestra fuerza unir esfuerzos desde nuestra pequeñez, desde nuestra debilidad, desde la realidad de cada uno de nosotros. Desde aquí hago un llamado a todos los que formamos esta Arquidiócesis de Tijuana y a toda la sociedad en general para unir esfuerzos en esta gran obra que quiere ser un aporte, no sólo a la edificación de la Iglesia, sino también a la construcción de una Tijuana, de una Arquidiócesis de Tijuana que verdaderamente anuncie algo extraordinario a todos los que nos rodena: vida, Evangelio, unidad, progreso integral”, destacó Mons. Moreno Barrón.

Por su parte Mons. Armando Colín Cruz, Obispo Presidente de la Dimensión Episcopal del Cuidado de los Bienes Eclesiásticos y Arte Sacro de la Conferencia del Episcopado Mexicana (CEM), dijo que el jurado estuvo formado por especialistas de arte, liturgia, historia, espiritualidad y teología de México y Europa.

“Quiero animarlos a que amen este proyecto, a que lo hagan suyo. Este proyecto sin duda es un proyecto hermoso, será la casa de todos. La catedral donde venga el pueblo santo de Dios a encontrarse con Dios, sobre todo en este lugar donde muchos migrantes vienen a encomendarse a nuestra madre Santa María de Guadalupe, y yo creo que como eco de su presencia están las palabras que ella dijo a Juan Diego: ´que nada te inquiete, que nada te perturbe. No estoy yo aquí que soy tu madre. No estás bajo mi sombra y regazo. Que has de temer´. Esas palabras serán sin duda para nuestro pueblo palabras de vida, palabras de esperanza y amor”, comentó Mons. Colín Cruz.

También el Dr. Arquitecto José María García-Fuentes, profesor titular de Newcastle University (Reino Unido), mencionó que este proyecto ganador tiene grandes cualidades en su arquitectura y “en nombre de todo el jurado me gustaría transmitirles nuestra felicitación y de que puedan estar orgullosos desde el punto de vista arquitectónico de tener un gran ante-proyecto para Tijuana, para México pero también a nivel internacional”.

El Pbro. Jordi A. Piqué OSB, Préside del Pontificio Instituto Litúrgico (PIL) en Roma, leyó el nombre del ganador del ante-proyecto con seudónimo MQ, del Arquitecto Luis Armando Curiel Ortega, quien posteriormente hizo la presentación de su diseño.

El proyecto será presentado como una ofrenda a Nuestra Señora de Guadalupe el próximo 24 de enero, día del aniversario de nuestra Diócesis de Tijuana.