Unido el Decanato Nuestra Señora del Rosario de Fátima celebró la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo

Playas de Rosarito.- La procesión con el Santísimo Sacramento en la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo fue presidida por nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, y los sacerdotes del Decanato de Playas de Rosarito.

“Hoy la Iglesia celebra la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo. Hoy pone la Iglesia la mirada y el corazón en Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Señor y Salvador de todos nosotros…Cristo se sigue ofreciendo en el altar de la cruz por nosotros al Padre. No es que Cristo vuelva a morir, sino que aquella entrega de amor se actualiza. La entrega de Jesús en la cruz hace 2 mil años se prolonga, se perpetúa a través de la historia y eso sucede en el momento de la consagración. Más tarde el pan de trigo convertido en el cuerpo de Cristo y el vino de uva transformado en su sangre los recibimos en la comunión”, dijo durante la homilía el Arzobispo.

Y agregó: “Conscientes a la luz de la fe de que ya no es pan y vino, sino el cuerpo y la sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

Explicó que la prueba de amor más grande de Dios por nosotros fue darnos a su Hijo Jesucristo, y la prueba de amor más grande de Jesús por nosotros es haberse entregado a la muerte por nosotros y haberse quedado con nosotros y por nosotros en este misterio de amor que es la Eucaristía.

“Él se inventó este milagro de amor para el mismo quedarse con nosotros y así cumplir lo que le dijo a su naciente Iglesia, ya resucitado antes de subir al cielo a su Padre, yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo. Queridos hermanos Jesucristo Eucaristía es el tesoro más grande que tenemos en la Iglesia”, destacó Mons. Moreno Barrón.

Mencionó que estamos llamados como hombres y mujeres eucarísticos a llevar a Cristo a los ambientes de nuestra vida diaria, con nuestra palabra y testimonio de vida. Y a pedirle a la Santísima Virgen María, la primera mujer eucarística, a que nos enseñe a ser hombres y mujeres eucarísticos.

Los peregrinos partieron de la Parroquia Santo Niño de Atocha hacia la Parroquia Santísimo Sacramento y caminaron alrededor de una hora, y en el camino los vecinos de la comunidad se persignaban, se hincaban y tomaban fotos o videos. A mitad de la procesión el Decano del Decanato Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Pbro. Rodrigo Salinas Rosales, dio la bendición con el Santísimo Sacramento.

Al llegar a  la Parroquia Santísimo Sacramento nuestro Arzobispo presidió la Eucaristía y concelebraron los sacerdotes, en un templo abarrotado de feligreses.

La procesión, que inició a las 5:00 p.m. y terminó a las 6:30 pm. y la Santa Misa dio comienzo después de la procesión y se terminó después de las 8:30 p.m., se llevó a cabo el jueves 31 de mayo de 2018.