Más de 5 mil personas celebraron a Ntra. Sra. de Loreto en la Arquidiócesis de Tijuana

 

Tijuana, B. C.- La Arquidiócesis de Tijuana celebró a Nuestra Señora de Loreto, patrona de esta jurisdicción eclesiástica, el viernes 25 de octubre con una peregrinación de más de 5 mil personas, que partió del Seminario Mayor hasta la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, zona río, a las 6:00 de la tarde.

“Fue más o menos poco menos de una hora de trayecto, de caminata, donde fuimos cantando, orando, escuchando mensajes, y celebramos después allá la santa misa y luego tuvimos una verbena. Entonces por eso el rosario lo trasladamos al día de Nuestra Señora de Loreto. Y en este año porque está dentro del Año de la Fe como del Jubileo 50 de nuestra diócesis”, dijo el Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz.

La peregrinación fue encabezada por el Arzobispo y el Obispo Auxiliar de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Monseñor Enrique Díaz. También fueron acompañados por sacerdotes, religiosas, seminaristas y fieles católicos.

Ya en la parroquia el Arzobispo presidió la eucaristía, y en el recinto participaron entre 1,200 ó 1,300 fieles.

Por ello el 7 de octubre no se organizó el rosario multitudinario en la Arquidiócesis, ni el año pasado, para realizar esta actividad dentro de los festejos del Año Jubilar por el 50 aniversario de fundación de la Diócesis de Tijuana.

Recordó el Arzobispo que desde el año 2000 se rezó el rosario en cada diócesis a nivel mundial, y posteriormente cada diócesis lo fue asumiendo.

El año pasado se realizó el 25 de octubre una celebración eucarística de inicio al Año Jubilar y el Año de la Fe, convocado por el Papa Emérito Benedicto XVI.

“Lo quisimos hacer el 25 de octubre porque es la memoria de cuando los misioneros llegaron a la península. La primera vez que la península se encuentra con el mensaje cristiano hace 315 años allá en el año 1697. Llegan los jesuitas y traen consigo la imagen de la Virgen de Loreto, y por eso Loreto se llama Loreto”, explicó Monseñor Romo Muñoz.

 

Podría también gustarte...