Celebración de la Jornada Mundial del Enfermo en la Arquidiócesis de Tijuana

 

Tijuana, B. C.- La Arquidiócesis de Tijuana, a través de la Pastoral Diocesana de la Salud, que coordina el Presbítero José Luis Rodríguez De Anda, celebró el 11 de febrero, día de Nuestra Señora de Lourdes, la Jornada Mundial del Enfermo, cuyo lema es “Fe y caridad. También nosotros debemos dar la vida por los hermanos”.

“Es importante celebrar la jornada porque es un mandato de Cristo, o sea, esto no es ver si se puede o se quiere, sino más bien es un imperativo. Es un mandato de Cristo de ir con el enfermo, de estar con el enfermo. Entonces nosotros como Diócesis solamente estamos retomando eso que Dios hizo estar con el que sufre”, dijo el sacerdote.

Aunque el día de la celebración fue el 11 de febrero, en la Arquidiócesis de Tijuana inició con la misa dominical que presidió el Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, el domingo 9 de febrero en la Catedral Nuestra Señora de Guadalupe a las 12:00 medio día.

Y el 11 de febrero el coordinador diocesano celebró la misa y unción por los enfermos en la Parroquia San Eugenio de Mazenod, en La Morita a las 12:00, donde además se llevó a cabo una Jornada Médico Asistencial en el Dispensario San Eugenio de Mazenod, de 9:00 a.m. a 4:00 p.m.

Además visitó a los enfermos del Imss, Issste, Cruz Roja y hospitales privados.

Posteriormente celebraron la misa con unción por los enfermos en la Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe de la Colonia Guadalupe Victoria, a las 4:00 p.m.

Y se impartió el 11 de febrero la conferencia “La espiritualidad del enfermo y del que lo cuida” por la Prof. Amparo Bejarano, a las 6:00 p.m. en el Colegio Progreso.

“Uno de los problemas que tenemos aquí en México es que en nuestra cultura no está integrada la cultura de la salud. Simplemente nos sentimos mal y vamos con el médico, y nos sentimos bien y nos olvidamos de este tipo de prevenciones. Por eso la Pastoral de la Salud de la Arquidiócesis está haciendo hincapié en este tipo de programas, no tanto para resolver problemas sino para ser preventivos. Eso es lo más importante prevenir las enfermedades para tener una sociedad más sana”, destacó el padre José Luis Rodríguez.

Explicó el coordinador diocesano que el problema empieza en el alma porque si la persona se siente deprimida y abandonada automáticamente el cuerpo empieza a fallar. Y aunque a la Iglesia le interesa la salud integral de las personas, lo primordial es la salud espiritual para que tengan una buena relación con Dios.

Para el domingo 16 de febrero se llevó a cabo una Jornada de Salud donde habrá médicos, psicólogos, dentistas y farmacia en el Parque Buena Vista, enfrente de la Parroquia Medalla Milagrosa.

Y el domingo 23 de febrero se llevará a cabo otra Jornada de Salud de 9:00 a.m. a 4:00 p.m. con médicos, psicólogos, dentistas y farmacia en la Clínica Buen Pastor en la Colonia Miramar. A las 12:00 celebrarán una misa de unción de enfermos en la Parroquia Medalla Milagrosa y en la Clínica Buen Pastor.

Posteriormente a las 4:00 p.m. impartirán un Taller de Pastoral de la Salud en el Auditorio Rafael Romo en la Clínica Buen Pastor.

Las jornadas de salud son gratuitas.

 

Podría también gustarte...