El Arzobispo invita a los jóvenes a considerar la vida consagrada como una opción de vida

 

Tijuana, B.C.- El Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, invita a las y los jóvenes y adolescentes a considerar la vida consagrada como una opción de vida, ahora que están por terminar su educación secundaria, preparatoria y/o universitaria.

“Quiero decirles que es muy bueno que también se piense en la vida sacerdotal, la vida consagrada es también una opción, y diría todavía una opción muy peculiar porque cuando la persona entrega su vida, tanto en la vida consagrada, religiosa, los sacerdotes, los hermanos, los religiosos la vida sacerdotal es la vida, completamente la vida. No es una profesión como para que sea un modus vivendi, sino que es la vida, es decir, nosotros entregamos nuestra vida al servicio de la sociedad”, dijo el Arzobispo.

El Seminario Diocesano de Tijuana y las distintas congregaciones religiosas ofrecen a los adolescentes y jóvenes acompañamiento para ayudarles a discernir su vocación.

Monseñor Romo Muñoz dijo que el Papa Emérito Benedicto XVI es un hombre extraordinario, humanamente muy cualificado, de quien un famoso escritor dijo que es un hombre brillantísimo y cuestionaba que si tenía una dimensión humana, por lo que había elegido ser sacerdote.

Y recordó un mensaje que el Papa Emérito envió hace aproximadamente 5 años a los seminaristas, donde les compartió que al tener la mayoría de edad tuvo que enrolarse en el servicio militar.

Un día el comandante que atendía a los jóvenes para el servicio militar les preguntó que pretendían ser en el futuro. Y el entonces joven Benedicto contestó que deseaba ser sacerdote católico, y el comandante se rio y le dijo que eso no tenía futuro y que habría de desaparecer.

Ya siendo Papa dijo que lo que desapareció fue el régimen, pero la Iglesia Católica sigue adelante.

“Se requiere de generosa entrega de los jóvenes. Yo digo una oración diariamente: ´Señor que de la multitud de los jóvenes, los muchachos y muchachas, de miles y miles, porque nuestra sociedad es particularmente joven, concédenos que broten de entre ellos las vocaciones a la vida consagrada, religiosa, sacerdotal, misionera, contemplativa´”, compartió el Arzobispo.

Pero hay escases de vocaciones consagradas porque el mundo está lleno de satisfactores y atractivos, afirmó Monseñor Romo Muñoz. Y los atractivos son algo que golpea a la persona, y no es fácil decir a todo eso que no por una vida consagrada.

“Pero cuando el joven, la joven lo hace son dignos de reconocimiento”, destacó el Arzobispo.

E invita a orar a todos los católicos para que el Señor nos bendiga con abundancia de vocaciones consagradas.

 

Podría también gustarte...