Celebración en la Arquidiócesis por la canonización de la Madre Lupita

 

         Tijuana, B. C.- La Arquidiócesis de Tijuana celebró la canonización de la Madre Lupita, fundadora de las religiosas Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres, quien fuera canonizada por el Papa Francisco el domingo 12 de mayo, día de la Ascención del Señor, con la Misa de acción de gracias que presidió el Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz.

La misa se llevó a cabo el lunes 24 de junio a las 4:00 de la tarde en la Catedral Nuestra Señora de Guadalupe, ubicado en Calle 2da y Niños Héroes No. 7982, Centro.

            En esta jurisdicción eclesiástica están las religiosas desde hace 35 años, y actualmente hay dos comunidades de esta congregación:

 

1.- Centro de Promoción de Salud La Esperanza, ubicado en Calle Primera Privada de la Luna No. 7021, Colonia Nueva Aurora, sección B. Aquí ofrecen servicios de salud a personas de escasos recursos económicos.

 

2.- Beato Juan Pablo II, Casa Hogar, ubicada en Ave. Vasco de Quiroga Col. La Gloria. En esta casa atienden a ancianitos de la localidad.

 

Biografía de la Madre Lupita

La Madre Lupita nació en Zapopan, Jalisco el 27 de abril de 1878. Su padre, Fortino tenía una tienda de objetos religiosos frente a la Basílica de Nuestra Señora de Zapopan, lo que favoreció que desde muy pequeña Lupita visitara la Iglesia con frecuencia.

Siendo una joven bonita y simpática se comprometió en matrimonio a los 23 años. Pero entonces, sintió la llamada del Señor a consagrarse al servicio de los enfermos y de los pobres. Consultó a su director espiritual, el Padre Cipriano Iñiguez, quien le confió que sentía la llamada de Dios a fundar una Congregación Religiosa dedicada a atender a los enfermos. Así, ambos fundaron la Congregación religiosa de “Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres”.

La Madre Lupita, que provenía de una familia de buen nivel económico, se adaptó rápidamente a una vida extremadamente sobria. Y a pesar de que el hospital tenía muchas carencias, ella se entregaba con esmero al cuidado de los enfermos, a quienes brindaba la mejor de las terapias: el amor.

A pesar de que el ambiente de la época era sumamente difícil a causa de la persecución religiosa, la Madre Lupita supo vencer al mal con el bien. Junto a sus hermanas de comunidad protegió en el hospital al Arzobispo de Guadalajara y a algunos sacerdotes. Además a los soldados persecutores les daba alimento y curaba sus heridas. Por eso, estos no sólo no molestaron a las religiosas sino que hasta las defendieron, al igual que a los enfermos.

Bajo su guía, las Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres abrieron 11 fundaciones en México. Actualmente tienen 22 casas en México, Perú, Grecia e Italia.

La religiosa falleció el 24 de junio de 1963 en Guadalajara a los 85 años. En el momento que se supo de su muerte, mucha gente se congregó en el hospital para venerar sus restos mortales, porque ya la consideraban santa.

 

Podría también gustarte...