Cuidando la creación se logra la paz

        

         El Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, habló sobre el mensaje de Su Santidad Benedicto XVI “Si quieres promover la paz, protege la creación”, con motivo de la Jornada Mundial de la Paz 2010.        

         “Dice el Papa Benedicto XVI la creación es el principio de todo, es decir, Dios crea todas las cosas y si las crea las crea para nuestro bien. De ninguna manera para hacernos daño, entonces a partir de allí nosotros debemos escudriñar en la naturaleza qué es lo que Dios quiere para todos nosotros, para el mundo entero”, comentó el Arzobispo.        

         Explicó que cada año el Papa en turno desde hace 41 años, iniciando con el Papa Pablo VI, envía un mensaje en torno a la paz, y lo manda a todos los jefes de estado, a los reyes, a los ministros, etcétera.        

         “Un mensaje realmente extraordinario. Yo lo considero extraordinario porque una persona como lo es el Papa que no tiene ningunos intereses detrás para poder pedir la paz, e invitar a todos los jefes de estado de todos los países del mundo, sean reyes, sean primer ministro, sean presidentes. A ellos les envía el Papa este mensaje de paz, busquemos la paz”, resaltó Monseñor Romo Muñoz.        

         Detalló que el Papa cada año presenta su mensaje con argumentos sólidos y profundos, que si los analizamos y meditamos los encontramos serios y prometedores. Además presenta una temática como punto de referencia, según el cual podemos buscar la paz.        

         En este año nos invita a buscar el equilibrio de la naturaleza, donde analiza los distintos aspectos de la creación, como por ejemplo la contaminación de los ríos, la desertificación de la tierra, los cambios climáticos, etcétera.

     

 

  “Todos esos aspectos que están de veras deteriorando a la tierra, y que somos nosotros los culpables a través de nuestro descuido, de nuestro abuso de la naturaleza. La vamos realmente echando a perder y por eso el Papa dice: ´Procuremos la conservación de la naturaleza´”, mencionó el Arzobispo Metropolitano.        

         Y finalizó con un mensaje de año nuevo en este inicio del 2010, ya que Dios nos concedió concluir el año 2009.        

         “No tengamos miedo. Tengamos de veras una esperanza fuerte, sólida. Esa sería mi invitación: una esperanza solidaria. Solamente en la medida en que nos mantengamos unidos solidariamente y que desde el evangelio es la caridad, podemos de veras hacer de nuestro mundo el mundo que Dios quiere para nosotros”, invitó Monseñor Romo Muñoz.        

         Recordó también que cuando Juan Bautista nació muchas personas a su alrededor se preguntaban qué sería de él porque veían muchas cosas especiales en torno suyo.        

        Y así también para todos los hijos de Dios: “hay señales para todos. Dios conduce el mundo”, afirmó el Arzobispo. Además bendice a todos y les desea la paz.

 

Podría también gustarte...