Mensaje de de Beata Teresa de Calcuta para el mundo de Hoy

“Ven se mi Luz” VI  

Según los medios de comunicación la iglesia está en crisis, parece que a veces quieren hacerla de profeta, y anunciar el fin de la iglesia. La iglesia ha pasado por muchos tipos de crisis, y de todo tipo, ejércitos enteros han tratados de destruirla, imperios, ideologías, filosofía, pero ella ha salido siempre victoriosa. Ni siquiera los pecados de sus propios miembros podrá destruir lo que Cristo fundó. Esto no escusa los pecados de nadie, ni menos el de los miembros de la iglesia.   Jesús mismo prometió a su iglesia que ni el poder del infierno podría contra ella. “….sobre esta piedra edificaré yo mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella.” [Mateo 16:18] ¿Como Cristo iba a permitir que se destruyera algo que Él edificó personalmente? ¿Cómo Él iba dejar que se perdiera lo que el amó hasta dar la vida por ella? “Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, purificándola mediante el baño del agua, en virtud de la palabra” [Efesios 5:25-26]No, nada ni nadie podrá separar su amada del amado, nadie, ni nada podrá separar la iglesia del amor de Cristo. Él mismo le prometió estar con ella hasta el fin del mundo: “Y he aquí que yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo." [Mateo 28:20] Podemos decir con San Pablo: “Más en todas estas cosas vencemos por aquel que nos amó.  Porque persuadido estoy que ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni los principados, ni lo presente, ni lo venidero, ni las potestades, ni la altura, ni la profundidad, ni ninguna otra criatura podrá arrancarnos al amor de Dios en Cristo Jesús, nuestro Señor.” [Romanos 8:37-39]¿Pero, por qué Dios permite esta humillación a la Iglesia que Él tanto ama? Recordemos lo que la Sagrada Escritura nos dice: “Sabemos que en todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman; de aquellos que han sido llamados según su designio”. [Romanos 8:28]¿Cuál será el bien que el Señor sacará de este momento de dolor, que la iglesia de Cristo está pasando? Así como su amado esposo, tuvo que pasar por la cruz para llegar a la resurrección, la iglesia en su dos mil año tuvo que pasar por periodos de cruz para purificarse, y así mejor vivir su misión. La iglesia no está llamada a ser poderosa, ni siquiera hacer que todo el mundo sea miembro de ella, el mismo Jesús llama la iglesia pequeño rebaño. "No temas, pequeño rebaño, porque a vuestro Padre le ha parecido bien daros a vosotros el Reino.” [Lucas 12:32] La iglesia toda, desde su jerarquía hasta el último de los bautizados, está llamada a profundizar en su encuentro con el Señor, para que pueda dar lo que tiene.¿Cuál es la formación en la mayoría de los seminarios, se forman los futuros pastores de su iglesia? En la mayoría de los casos toda la formación gira alrededor de la formación intelectual, el estudio de la teología. ¿Pero basta saber mucha teología para conocer a Dios? Beata Teresa de Calcuta no estudió nunca teología. Ella conocía a Dios por el encuentro, conocía a Dios por una relación personal con Él. Fue encuentros como el que ella tuvo el 10 de septiembre de 1946, que fue transformando toda la vida de la beata, ¿Y tú que puedes decir de tu encuentro? Escuchemos lo que ella misma nos dice: “Todavía me preocupa que algunos de ustedes no hallan realmente encontrado a Jesús – uno a uno – Tú y Jesús solos. Podemos pasar mucho tiempo en la capilla – ¿pero han ustedes visto con los ojos de su alma como Él los mira con amor?.  ¿Realmente conocen al Jesús viviente – no a través de libros, sino por estar con Él en sus corazones?   Han oído sus palabras amorosas hablándoles?.  Pidan la gracia.  Él está anhelando dárselas. Nunca dejen este contacto íntimo y diario con la persona realmente viva de Jesús – no sólo con su idea.  Cómo podemos durar incluso un día sin oír a Jesús decir, “Te amo“ – imposible.  Nuestra alma necesita ésto, como el cuerpo necesita respirar el aire.  Si no, la oración está muerta – la meditación es sólo pensar.  Jesús quiere que cada uno lo oigamos – hablando en el silencio de nuestros corazones”.El cristiano no es que cumple una cantidad de reglas, o quien conoce mucho de teología, o quien hace mucho por Dios, sino el que tiene una relación personal con Cristo.   

Pbro. Sergio Clavijo M.C.

Encargado de la Parroquia Nuestra Señora de la Confianza

(itmmcf@gmail.com)

Copyright © Padres Misioneros de la Caridad

Podría también gustarte...