Mensaje para esta Cuaresma 2021: “Vivirla ayudando a los necesitados por la pandemia y recorriendo el camino de la conversión”

“Vivir una Cuaresma de caridad, quiere decir cuidar a quienes se encuentran en condiciones de sufrimiento, abandono o angustia a causa de la pandemia de COVID-19”.

Pastoral para la Comunicación.- Se ha dado a conocer el Mensaje con motivo de la Cuaresma 2021 del Papa Francisco, que lleva como título “Mirad, estamos subiendo a Jerusalén…” (Mt 20,18).

El mensaje centra la necesidad de recorrer el camino cuaresmal, que nos conducirá a las celebraciones pascuales, “renovando nuestra fe, saciando nuestra sed con el “agua viva” de la esperanza y recibiendo con el corazón abierto el amor de Dios que nos convierte en hermanos y hermanas en Cristo”. A continuación, enumeramos algunos aspectos del mensaje:

1.-Caminando hacia nuestra conversión: “La vía de la pobreza y de la privación (el ayuno), la mirada y los gestos de amor hacia el hombre herido (la limosna) y el diálogo filial con el Padre (la oración) nos permiten encarnar una fe sincera, una esperanza viva y una caridad operante”.

2.-La fe nos llama a acoger la Verdad y a ser testigos: “es por ello que en este tiempo de Cuaresma, acoger y vivir la Verdad que se manifestó en Cristo, significa ante todo dejarse alcanzar por la Palabra de Dios, que la Iglesia nos transmite de generación en generación. Esta Verdad no es una construcción del intelecto, destinada a pocas mentes elegidas, superiores o ilustres, sino que es un mensaje que recibimos y podemos comprender gracias a la inteligencia del corazón, abierto a la grandeza de Dios que nos ama antes de que nosotros mismos seamos conscientes de ello.

3.-La esperanza como “agua viva” en el camino: El Papa también hace hincapié en las grandes dificultades que atravesamos como humanidad, especialmente en este tiempo de pandemia, “en el que todo parece frágil e incierto” y donde “hablar de esperanza podría parecer una provocación”. “El tiempo de Cuaresma está hecho para esperar, para volver a dirigir la mirada a la paciencia de Dios, que sigue cuidando de su Creación, mientras que nosotros a menudo la maltratamos (cf. Carta Enc. Laudato si’, 32-33;43-44).Sentir que Dios “hace nuevas todas las cosas”

4.-Caridad vivida tras las huellas de Cristo: Ayuda a los necesitados en esta pandemia. Como último punto de su mensaje, centrándose siempre en el proceso de conversión al que estamos llamados a vivir como cristianos en esta Cuaresma, el Papa destaca la caridad, “vivida tras las huellas de Cristo, mostrando atención y compasión por cada persona”, ya que se trata de la expresión más alta de nuestra fe y nuestra esperanza.

La caridad es el impulso del corazón que nos hace salir de nosotros mismos y que suscita el vínculo de la cooperación y de la comunión. La caridad es don que da sentido a nuestra vida y gracias a este consideramos a quien se ve privado de lo necesario como un miembro de nuestra familia, amigo, hermano. Lo poco que tenemos, si lo compartimos con amor, no se acaba nunca, sino que se transforma en una reserva de vida y de felicidad”.

Este llamado a vivir la Cuaresma como camino de conversión y oración, y para compartir nuestros bienes, nos ayuda a reconsiderar, en nuestra memoria comunitaria y personal, la fe que viene de Cristo vivo, la esperanza animada por el soplo del Espíritu y el amor, cuya fuente inagotable es el corazón misericordioso del Padre”, concluye el Santo Padre pidiendo a la Virgen María, “que nos sostenga con su presencia solícita, y que nos acompañe en el camino hacia la luz pascual”.

Podría también gustarte...