Obispos de México y E.U. celebraron la Eucaristía por el lanzamiento de la Caminata Huellas de Ternura en América

Tijuana, B.C.- La Santa Misa Binacional por el Lanzamiento de la Caminata Huellas de Ternura que busca la eliminación de la violencia contra la niñez: 100% ternura, fue presidida por nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, y concelebrada por los obispos mexicanos, Mons. Juan Espinoza Jiménez, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Morelina y Secretario General del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), y Mons. Gustavo Rodríguez Vega, Arzobispo de la Arquidiócesis de Yucatán y Presidente del Departamento de Justicia y Solidaridad (Dejusol) del Celam; y de San Diego, CA, el Obispo Mons. Robert Walter McElroy y el Obispo Auxiliar John P. Dolan. Y por varios sacerdotes en el Parque de La Amistad en Playas de Tijuana.

“Con esta Santa Misa damos inicio a nuestra Caminata Huellas de Ternura, que es una peregrinación simbólica que ha querido iniciar en la frontera entre Estados Unidos y México. Aquí donde inicia Latinoamérica y El Caribe, y pretende por espacio de un año pasar poco a poco de un país a otro a lo largo del continente, despertando la conciencia de toda la gente que podamos tocar con este mensaje en favor de la ternura hacia los niños y niñas de nuestro continente”, dijo durante la homilía Mons. Gustavo Rodríguez Vega.

Agregó que es un precioso testimonio tener en la Eucaristía a los obispos de San Diego y de Tijuana.

“A esta frontera diariamente llegan queriendo cruzar al otro lado muchos niños y niñas de México, Centroamérica y de otras naciones. Tantas veces vienen solos sin el acompañamiento necesario de un familiar. A ésto llamo yo una violencia institucionalizada y más aún cuando al llegar tienen que flanquear un muro que se interpone y opone a la realización de sus sueños de reencuentro con sus padres, su hermano o su tío más que de la aspiración de conseguir bienes materiales…”.

Y destacó que la mayoría de estos niños no pueden regresar a su patria por la amenaza que pesa sobre sus vidas.

Mensaje de los obispos de San Diego y Tijuana

El Obispo de San Diego, CA., Mons. McElroy, dio un breve mensaje durante la Santa Misa Binacional: “Muchas gracias por esta Misa porque este problema es muy difícil en todos nuestros países de Latinoamérica y en los Estados Unidos, en estos momentos en que en los Estados Unidos cuando mamás y sus niños son separados por el Gobierno. Es una lástima grande en nuestra sociedad. Muchas gracias por esta unión”. Y mandó bendiciones a su diócesis, a la Arquidiócesis de Tijuana, a México y Latinoamérica.

También Mons. Moreno Barrón envió un saludo a toda la comunidad de la Diócesis de San Diego: “Queremos seguir en diálogo para juntos buscar mejores condiciones de vida para nuestros migrantes, especialmente para las niñas y los niños. Gracias por estar aquí en el muro con nosotros y que Dios bendiga a la Diócesis de San Diego”.

Bendición a las niñas y niños

            Al término de la Santa Misa, que se llevó a cabo el sábado 8 de junio a las 12:30 p.m., Mons. Moreno Barrón dio la bendición a las niñas y niños de América, representados en los asistentes.

            La Caminata Huellas de Ternura es organizada por el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), World Vision por los niños, Cáritas América Latina y El Caribe y la Federación Internacional Fe y Alegría.

You may also like...