El Arzobispo desea un año nuevo que se caracterice por la paz y la fraternidad

 

Tijuana, B. B.- El Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, desea a todos los católicos y ciudadanos en general la bendición de Dios en este año nuevo que iniciamos.

“A principios de año el Papa en turno, ahora el Papa Francisco nos invita a todo el mundo a que busquemos la paz. Y en esta búsqueda de la paz tiene siempre un punto de vista, una luz a la cual nos invita a trabajar por la paz”, dijo el Arzobispo.

Explicó que la Iglesia en sus 2 mil años de existencia, y desde sus inicios la autoridad de la Iglesia está en el Obispo de Roma, y en el transcurso del tiempo se le dio la distinción del Papa, guiados por el Espíritu Santo que va mostrando quien es el sucesor de San Pedro, ya que este santo murió allí en Roma. Y con el tiempo el papa se ha ganado el prestigio.

        Detalló que en el siglo IV Constantino, Emperador romano se convirtió al cristianismo. Y también con el tiempo la Iglesia llegó a tener cierta autoridad política, y el Vaticano es un país dentro de Roma.

“El Papa envía un mensaje al mundo entero cada año en búsqueda de la paz, bajo una luz. La luz este año es la fraternidad, y nos invita a que luchemos porque el mundo entero vaya fortaleciendo los lazos de la fraternidad, puesto que todos somos hijos de un mismo Padre”, destacó Monseñor Romo Muñoz.

Y explicó que la palabra fraternidad proviene de la palabra latina frater, que significa hermano.

El Papa Francisco nos invita a vivir la fraternidad, dijo el Arzobispo, al grado de llevarnos a reflexionar cómo vencer las guerras, cómo vencer la violencia, cómo vencer la delincuencia y cómo vencer todas las situaciones que nos sacrifican y nos hacen perder el sentido de fraternidad.

Una de las peticiones del Papa Francisco, y a la que se une Monseñor Romo Muñoz, es que pidamos por la paz en Siria, para que logre vencer esa situación crítica e interna.

“En todas esas situaciones que se crean en el fondo está el pecado, que nos arrastra y queramos o no es este sentido de ambición, la búsqueda de poder, la vanidad, en fin, todo eso que hace que se trastoque la posibilidad de la vida fraterna”, mencionó el Arzobispo.

Y ese anhelo de paz del Papa Francisco lo hace llegar a todos los jefes de Estado del mundo, y a todos los católicos los invita a esforzarse a buscar la paz.

 

Podría también gustarte...