Domingo de Ramos

 

         Tijuana, B. C.- El Domingo de Ramos, día en que inicia la Semana Santa, es cuando nuestro Señor Jesucristo le dijo a sus apóstoles que había llegado el momento y subió a Jerusalén, donde comenzaría el proceso de su obra redentora, y permitió que la gente lo aclamara como el Mesías.        

          “Es que llegaba el momento culminante donde el Señor nos daría los grandes tesoros que tenemos la Iglesia: la eucaristía y unido a la eucaristía el sacerdocio, luego después la gran muestra de amor muriendo en la cruz por nosotros y el gran poder, resucitando, manifestando su poder como Dios”, comentó el Presbítero Pedro López.        

          La entrada triunfal a Jerusalén, aclaró el sacerdote, fue porque nuestro Señor Jesucristo permitió que lo aclamaran como rey, como mesías, como el salvador.        

         Destacó que es importante que todos los católicos vayan el próximo domingo de ramos a misa, y llevar una palma o ramo, y no es necesario que sean de las que tienen forma de cruz, porque a Jesús lo aclamaron con ramos y palmas sencillas.        

          Posteriormente en su casa los invita a colocar el ramo o palma en el centro de su comedor y después en la puerta de su casa como un signo de fe de que están aclamando a Cristo el Mesías.        

          Ya seco lo pueden quemar y depositar en un masetero. Y aclaró que no es un amuleto de buena suerte, sino un signo de fe.

Podría también gustarte...