“Salud justa, saludable e integral”: Mensaje con motivo del Día Mundial de la Salud 2021

Pastoral para la Comunicación.- La pandemia, en particular, nos ha enseñado que la salud es un bien común, de modo que protegiendo la propia salud se protege la de los demás y la de toda la comunidad. En este contexto el cardenal Peter K. Turkson, prefecto del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, ha emitido un mensaje con motivo del Día Mundial de la Salud 2021, celebrado cada año el 7 de abril.

 

En información vertida por el portal Vatican News subrayamos algunos aspectos:

1.-Colaborar y trabajar para eliminar las desigualdades en el acceso a la salud y resalta que “la pandemia ha exacerbado la gran brecha existente entre los países más favorecidos y los que lo son menos, en el acceso a la asistencia sanitaria y a los tratamientos”.

2.-Es necesarios “adquirir una visión diferente de la salud y los cuidados humanos que tenga en cuenta las dimensiones física, psicológica, intelectual, social, cultural y espiritual de la persona”. “Los que asisten a los enfermos y a los que sufren deben tener esta visión de conjunto, inspirándose continuamente en una visión integral de la asistencia: los agentes sanitarios y pastorales unánimes para la salud integral de sus huéspedes”.

3.-Frente a los trabajadores de la salud, los gobernantes y los responsables de las políticas económicas y sanitarias les garanticen mejores condiciones de trabajo: “Esto requiere inversiones económicas mesuradas, prudentes y éticas, destinadas a acompañar el desarrollo del potencial humano.

4.-“Una mayor atención a las instituciones sanitarias, especialmente a las que no cuentan con el apoyo financiero del Estado, como las de la Iglesia y las comunidades de fe, que, en diversos rincones de la tierra, a menudo remotos, representan el único medio de garantizar el acceso a la atención sanitaria”.

5.-“Una mayor equidad en la protección de la salud en el mundo sólo puede lograrse mediante un renovado compromiso moral de los países con mayores recursos con los países más necesitados”. Es deseable que se garantice “la cobertura sanitaria universal a todos los individuos y a todas las comunidades”, un “objetivo urgente que hay que alcanzar para construir un mundo más justo y saludable, un mundo mejor, un mundo de paz que soñamos y creemos que todavía es posible”.

Podría también gustarte...