Sobre el secuestro de un sacerdote de nuestra Arquidiócesis

Tijuana, B. C. a 16 de octubre de 2013

El Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, se
encuentra consternado y preocupado, así como el presbiterio de la
Arquidiócesis de Tijuana, debido a esta situación tan grave de una persona
secuestrada, y en este caso en particular de un sacerdote de nuestra
jurisdicción eclesiástica.

El Presbítero Juan Carlos Áckerman Ayón, párroco de la Parroquia Santo
Toribio Romo, fue secuestrado por varias horas, pero gracias a Dios y a la
oportuna intervención de las autoridades fue rescatado sano y salvo. El
Arzobispo ya estableció contacto con el Padre Ackermann.

Confiamos como siempre en las autoridades correspondientes para que realicen
las investigaciones pertinentes.

Pedimos sus oraciones por nuestros sacerdotes y la paz de nuestra ciudad,
estado y nuestro país.

Que Dios los bendiga.

Pbro. Antonio Beltrán Coronado
Coordinador de la Pastoral de Medios de Comunicación

Lic. Lucina Reyes Chávez
Responsable de la Oficina de Medios de Comunicación

Podría también gustarte...