Una llamada al ayuno y la abstinencia para vivir la Jornada Nacional Penitencial

Pastoral para la Comunicación. – Ante la pandemia ocasionada por la COVID-19, los Obispos de México convocan a todo el pueblo mexicano a una jornada nacional penitencial el viernes 3 de abril, conocido tradicionalmente como “Viernes de Dolores” [Decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, del 18 de marzo de 1995 (Prot. 452/95/L)], último viernes del Tiempo de Cuaresma, tiempo penitencial por excelencia.

La Iglesia también nos invita a realizar las siguientes acciones de penitencia, propias de este Tiempo de Cuaresma:

  1. Ayuno: consta de una sola comida durante el día, sin que se prohíba tomar un poco de alimento por la mañana y por la noche, atendiendo a la calidad y cantidad.
  2. Abstinencia: que consiste en no consumir carnes, esto es, el tejido animal muscular de animales terrestres, es decir, mamíferos, aves y reptiles.
  3. Obras de caridad y misericordia.
  4. Devociones:
    1. Devoción a Nuestra Señora de los Dolores
    2. Rezo de la Corona de la Divina misericordia
    3. Rezo del Vía Crucis

 

Podría también gustarte...