Adviento, tiempo de espera de la manifestación del Niño Jesús

 

 Tijuana, B. C.- La Iglesia Católica está celebrando el tiempo litúrgico de Adviento, en la espera de la manifestación del Niño Jesús en la Navidad, el 25 de diciembre.

            “La palabra adviento significa algo que viene, algo que estamos esperando, lo que está por venir. Y naturalmente así se llama porque es una espera de Jesús que está por venir. Jesús el hijo de Dios que nacerá en nuestra carne”, dijo el Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz.

            Explicó que en el Evangelio de San Juan dice que la palabra se hizo carne y puso su habitación entre nosotros. Y de esta forma nos muestra cómo el hijo de Dios entra en nuestra historia.

            También San Pablo lo menciona de una manera muy profunda que llegado la plenitud de los tiempos Dios mandó a su hijo nacido de una mujer.

            “Y ésto mismo lleva consigo todo un programa de evangelización, es decir, por una parte reconocer que el ser humano necesita de redención, necesita de la presencia de Dios, que lo viene a redimir y a rescatar de su pecado y de su muerte. Esa es la razón de la venida de Jesús. Al venir Jesús a nuestra historia viene con la intención no de experimentar nuestra vida, porque el no necesita experimentar, sino que viene a insertarse en nuestra vida para enseñarnos a vivir auténticamente como hijos de Dios”, resaltó el Arzobispo.

             De ahí que vino a mostrársenos como el prototipo del ser humano.

            También dijo que en este caminar hacia la Navidad la Iglesia celebra la festividad de la Inmaculada Concepción de María, el 8 de diciembre, único ser humano que no trae pecado y sus secuelas. En cambio todos los seres humanos si nacemos con el pecado, y toda la vida “arrastramos” con el pecado.

            Además dijo que el prefacio de la misa del 8 de diciembre menciona que purísima tenía que ser aquella que nos traería al cordero inmaculado.

            Refirió lo escrito por San Pablo: “llevo dentro de mí un impulso que me arrastra a hacer lo que no debo hacer, y el pecado me obstaculiza para hacer lo que debo hacer”. Por lo que el ser humano está en esa dialéctica del ser bueno y no serlo.

            También celebraremos la festividad de Nuestra Señora de Guadalupe el 12 de diciembre, ya que la Virgen estuvo de lleno en la evangelización, quien no hizo nada igual con ningún otro pueblo, como lo han mencionado algunos Papas.

 

Podría también gustarte...