El Pbro. Lucio Cervantes agradece sus oraciones

 

Tijuana, B. C.- El Presbítero Lucio Cervantes Dávalos, Vicario de la Parroquia San Ignacio de Loyola, da gracias a todas las personas que se han preocupado por él y han orado a Dios por su salud.

“Gracias por sus oraciones. Ya sigo mejor a Dios gracias y a ustedes. Básicamente ya voy mejorando mucho cada día”, comentó el sacerdote.

Explicó que tuvo un "espasmo de angina" es decir un "infarto atendido", cuando estaba oficiando una misa en la capilla que está situada a espaldas del Hospital del Carmen.

Aún así pudo terminar la celebración eucarística, y fue caminando para que le checaran la presión, y fue perdiendo el sentido.

Gracias a la atención oportuna del cardiólogo lo pudo sacar del infarto a base de puro medicamento.

Le hicieron varios estudios y lo prepararon para un cateterismo, para ver el estado del corazón y las arterias.

“Sin embargo gracias a la oración de tanta gente no hubo necesidad de ponerme nada. Cerraron porque todo estaba bien, la pregunta para el doctor era ¿qué causó el infarto?. La respuesta la están encontrando con otros estudios que me están haciendo: trigliséridos altos, stress, problema de la tiroides. Me sigo encomendando a sus oraciones. Ya me siento mejor, les doy las gracias por estar cerca de mí y su apoyo. Los quiero mucho”, resaltó el sacerdote.

Podría también gustarte...