¿Vender alcohol hasta las 5 de la mañana?

¡Entonces no maneje de madrugada y quédese en casa!

Imagínese que Usted estuvo en una reunión familiar y se alargó la velada, y con la familia en el carro decide regresar a su casa, pero alguien muy “ebrio” se pasó el alto y chochó contra usted. O bien póngase a pensar que un buen ciudadano de Tijuana se levante muy temprano y que tenga que cruzar a los Estados Unidos para trabajar y hará la larga fila para pasar la Frontera y algunos chavillos por la Vía Rápida lo rebasan y le pasan rozando el vehículo, porque venían muy alcoholizados o drogados a las 5 de la mañana. ¡Qué coraje y que impotencia, cuando sabes que ese jovencito es hijo de alguien influyente, pues peor aún, o ¿no? Por otra parte es cierto que aunque no se vendiera alcohol a altas horas de la noche, de todos modos podría pasar, por la irresponsabilidad de algunos, pero ¿por qué promover el consumo de alcohol? ¿No habrá ya tantos problemas en la sociedad mexicana?, o ¿será la única forma de incentivar la economía de una Ciudad? Es muy común que los ayuntamientos de diversas partes de México deseen pactar con los empresarios para “progresar” en un país de APARENTES pocas oportunidades, y que para hacerse de recursos busquen la manera de hacerlo a como se pueda, pero a veces sin tener en cuenta algunos puntos fundamentales de la vida ética de un pueblo como el nuestro, encantado por la fiesta y por la pachanga hasta altas horas de la noche.

Dice un antiguo refrán mexicano: “¡Llorón el niño, y que luego lo pellizquen!”. “Pues mejor no le muevas”. Si a algunos muchachos les encanta la fiesta y el alcohol,  pues mejor ayúdele un poquito y no se la ponga tan fácil, ¿no creen? Sin embargo la cuestión de fondo no es de tinte meramente económico sino ético y familiar.

ESTADO DE LA CUESTIÓN: Es justo que pongamos en orden las cosas. ¿Qué está pasando en estas semanas en torno a este punto? Actualmente hay una gran discusión por la Ley de Alcohol. La reforma al artículo 17 de la llamada Ley de Alcoholes en Baja California sigue en revisión por parte de los diputados, representantes de los ayuntamientos, giros comerciales y grupos organizados como padres de familia y directivos de centros educativos. Hay un debate férreo al interior y al exterior del Congreso del Estado, y el análisis previo a la aprobación de la reforma fue turnada a la comisión correspondiente, discutida y presentada ante el Pleno, tal como establece la reglamentación interna. Además los ayuntamientos se han reunido en dos ocasiones, en donde se han puesto de acuerdo para pedirle al mismo Gobernador y a los legisladores estatales reformar la Ley, para promover sus propias ciudades y promover turísticamente las zonas más afectadas debido a la ya conocida crisis económica del País.

CUESTIONES DE ÍNDOLE ÉTICO SOBRE LA LEY DE ALCOHOLES.

Creo que se debería pensar mucho en los jóvenes de nuestra sociedad, que si bien cada familia es libre de educar a sus hijos como les plazca, sin embargo se necesita pensar en que los jóvenes van a llegar hasta dónde las autoridades familiares y de gobierno lo permitan. Se debería pensar mucho en los accidentes que ocurren a esas horas de la noche. No estamos ciegos para ver que la gran cantidad de muertos en la ciudad, de asesinatos y de desmanes, ocurren en la madrugada. Sin querer pasarnos de “golpe de pecho”, creo que como ciudadanos no podemos seguir permitiendo que los gobiernos vean solamente intereses de unos cuantos, sin ver honestamente la problemática que conlleva alargar los permisos para la venta de alcohol. ¿Qué no nos importa el bien común?

Además no se puede pensar solamente en lo económico, es necesario estimar los males que conlleva el ser tan permisivos. Aquí valdría la pena pensar en todos los que son Papas y Mamás, que se quedan en casa esperando a sus hijos para que lleguen, o rogando a Dios para que nos les vayan a llamar de la Cruz Roja diciendo que su hijo (a) se acaba de accidentar o que está congestionado por la ingesta de alguna bebida energética mezclada con alcohol. Yo tengo varios ejemplos que conozco, de jóvenes, que han quedado hasta inválidos de por vida, por manejar ebrios en la madrugada, o bien porque un “fulano irresponsable y borracho los chocó, y casualmente huyó de la escena, evadiendo toda responsabilidad.

CONCLUSION. No es cuestión de ir en contra de la economía de los algunos empresarios dedicados al giro de las discotecas y bares. ¡Mis respetos para ellos!, sino más bien aquí lo que está en juego es el salvar vidas. A los Padres de familia les toca poner reglas en sus casas y a los gobiernos salvaguardar los derechos de todos. Tenemos derecho a manejar tranquilos por la noche, cualquiera que sea nuestra necesidad, porque hay mucha gente honrada que trabaja de noche, y que a fuerza tiene que circular por las madrugadas. ¡Mi pensamiento va hacia todos ellos! Dios nos cuide.

Por Padre Jorge Echegollén Flores

padrejorgee@gmail.com

 

Podría también gustarte...