Ante el COVID-19, Unidos en la Oración y la Esperanza

 

Ciudad de México, a 23 de marzo del 2020.

Prot. Nº24/20

«No temas esta enfermedad…¡no estoy yo aquí que soy tu madre?».

Nican Mopohua

Ante el COVID-19, Unidos en la Oración y la Esperanza

Con ojos de fe y corazón de pastores, contemplando con esperanza cristiana el sufrimiento y el dolor de tantas personas por la propagación del COVID-19, los obispos de México invitamos a todos los fieles católicos, a los hermanos de otras confesiones cristianas y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a unirnos como una sola familia con el Papa Francisco, que nos convoca a todos a elevar nuestras voces a Dios, Padre todopoderoso, para que nos conceda la salud y el fin de esta pandemia, recitando juntos la oración del Padre Nuestro este 25 de marzo al mediodía, día en el que recordamos el misterio de la Encarnación del Verbo, tras el sí de María al anuncio del Ángel. 

De igual forma, invitamos a todos a unirnos a la oración que realizará el Santo Padre, en la plaza de San Pedro el día 27 de marzo a las seis de la tarde (hora de Roma), donde impartirá la bendición urbi et orbi otorgando la indulgencia plenaria al mundo entero. 

Como Iglesia queremos responder a la pandemia con la unidad y universalidad de nuestra oración, para que el Señor escuche nuestro corazón contrito y humillado y obtengamos su misericordia (cfr. Sal 51,17). 

Hoy más que nunca, es tiempo de vivir la caridad, mostrando nuestra compasión y ternura a todos los enfermos; ser solidarios para socorrer a los necesitados y desamparados que no tienen hogar ni empleo; estar cercanos a los médicos, enfermeras y a todos los agentes sanitarios que se entregan y luchan incansablemente por salvar vidas humanas; y estar próximos a todos los que buscan mantener la estabilidad y el bienestar de los ciudadanos en estos tiempos de crisis.

Que todos los mexicanos recurramos con gran confianza y esperanza a Santa María de Guadalupe, para que nos ayude a ser una casita sagrada, lugar de encuentro y cercanía, donde nadie se sienta solo ni extraño. (Cfr. PGP 154). 

 

  Rogelio Cabrera López

Arzobispo de Monterrey

Presidente de la CEM

  Alfonso G. Miranda Guardiola

Obispo Auxiliar de Monterrey

Secretario General de la CEM

  

Podría también gustarte...