Arzobispo: “el Seminario es el corazón de la Diócesis”

Tijuana, B.C.- El Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, presidió el acto académico de fin de cursos y la Santa Misa de acción de gracias del Colegio Padre Javier Esparza en el Seminario Menor y del Seminario Diocesano de Tijuana, en general, acompañado por el Rector, Pbro. Carlos Franco Candiani, por el Vicerector, Pbro. Ramón González Ponce, y los padres formadores, maestros y familiares de los seminaristas y alumnos.

“El Seminario es el corazón de la Diócesis. No puede haber una Diócesis sin Seminario porque de ahí brotan los nuevos sacerdotes al servicio de la comunidad eclesial. Por eso esta clausura, este acto académico tiene una gran importancia porque venimos a percibir el pulso de nuestro Seminario”, dijo Mons. Moreno Barrón.

Felicitó a los jóvenes que terminaron su preparatoria, a quienes les auguró un nuevo panorama en el futuro próximo, y pidió al Señor que sean muy felices encontrando el camino de su vocación.

“Tengan siempre en el Seminario una casa de amigos donde puedan cultivar también su fe. Se van pero se quedan también con nosotros, y me da mucho gusto que diez de estos alumnos ingresarán al Seminario, para comenzar sus estudios en Filosofía. Ustedes jóvenes que van al Seminario Mayor son un don, un regalo para esta Iglesia arquidiocesana de Tijuana. Ya desde ahora les doy la bienvenida y les digo que vamos a estar muy esmerados, muy empeñados en cuidar esta vocación tan hermosa que Dios ha sembrado en sus corazones”, destacó el Arzobispo.

También felicitó el esfuerzo de los alumnos de Filosofía, tanto a los que concluyeron como a los que ingresarán.

Además compartió su deseo que haya más estudiantes en el Seminario, por lo que se están impulsando con gran fuerza en toda la Arquidiócesis de Tijuana las vocaciones sacerdotales.

“Si oramos mucho por las vocaciones a la vida consagrada, por las vocaciones al matrimonio, por las vocaciones a la vida de solteros, pero tenemos que poner un especial empeño que muchos niños, adolescentes y jóvenes estén dispuestos a seguir el llamado del Señor en la vocación sacerdotal. Porque nuestra Arquidiócesis es muy numerosa. Hablamos de más de 3 millones de habitantes, y ahora mismo entre sacerdotes diocesanos y religioso, incluidos los diáconos permanentes no son más de 240. Un número muy pequeño para la gran demanda pastoral de esta Arquidiócesis”, enfatizó Mons. Moreno Barrón.

Así mismo felicitó a los alumnos de Teología, y los invita a perseverar, y a que “tomen ya desde ahora su decisión de ser sacerdotes, que hagan una opción definitiva por Cristo en esta hermosa vocación…un alumno de Teología debe estar ya convencido que este es el camino de su felicidad, y donde va a hacer tanto bien a sus hermanos”.

El Arzobispo también agradeció a todos los que tienen una responsabilidad en esta hermosa  tarea eclesial en el Seminario Diocesano de Tijuana, y ofreció su cercanía, así como de todos los sacerdotes y parroquias.

El evento inició a las 10:30 a.m. el viernes 23 de junio.

Podría también gustarte...