Arzobispo Francisco: “el Niño Dios vino para salvarnos de todo aquello que atenta contra nuestra dignidad de personas”

Tijuana, B.C.- “La Iglesia celebra la solemnidad de la Epifanía del Señor, es decir, el día en que Dios hecho hombre en el Niño Jesús se manifestó a todos los pueblos, a todos los hombres, de todas las razas, de todos los tiempos, de todos los lugares a través de los Reyes Magos. En realidad los Reyes Magos son unos hombres sabios, estudiosos del Oriente, que conocían la profecía de las Sagradas Escrituras que anunciaba que habría de nacer el Mesías, el Rey de los judíos”, dijo nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, en un mensaje previo a la celebración de la Santa Misa dominical.

Y que guiados por la estrella que representa a Cristo, destacó Mons. Moreno Barrón, viajaron desde el Oriente hasta Belén para encontrarse con el Niño Dios. Y al llegar lo adoraron y le ofrecieron los regalos: oro, incienso y mirra.

Explicó que el oro porque lo reconocen como verdadero rey, el incienso porque lo reconocen como Dios y mirra porque lo reconocen como ser humano.

“Nosotros estamos representados en estos Reyes Magos, en estos sabios del Oriente que van a adorar al Niño Dios. Y este día de Epifanía se cierra el ciclo de la Navidad. En realidad se cierra mañana (lunes 8 de enero), que es la celebración del bautismo de Nuestro Señor Jesucristo. Pero propiamente hoy con esta fiesta nosotros estamos terminando este tiempo de Navidad contemplando al Niño Dios como nuestro Señor y Salvador. Que no sólo vino para el pueblo judío, sino para salvar a todos los hombres. Salvarnos de nuestros egoísmos, de nuestras perezas, de nuestra negligencia. Salvarnos de todo aquello que atenta contra nuestra dignidad de personas “, mencionó el Arzobispo.

También dijo que a partir del martes dará inicio el tiempo ordinario, durante el cual vamos a ir conociendo cada vez más a Jesús para seguirlo como discípulos y misioneros.

You may also like...