Mensaje de Beata Teresa de Calcuta para el mundo de hoy

“Ven sé mi luz”

En 1947, en unas experiencias mística que Beata Teresa de Calcuta tuvo, Jesús le dijo “ven se mi luz”. Ya en el evangelio, encontramos ese mismo llamado de Jesús. “Ustedes son la luz del mundo” [Mateo 5:14] Somos la luz del mundo en la medida, que reflejamos la luz de Cristo, quien es verdaderamente la luz del mundo [cf. Juan 8:12].  El mundo de hoy vive en la oscuridad. Más y más la sociedad de hoy ha tratado de sacar de en medio suyo todo lo referente a la fe. No sólo prohibiéndose en ciertos ámbitos cualquier referencia a la fe en Dios, y permitiendo en cambio una difusión sistemática de anti-valores. Esto lo vemos en todos los medios de comunicación hoy en día. Basta escuchar lo que los jóvenes escuchan, para darse cuenta hasta que punto hemos caído. Se habla mucho de la ecología, y del derecho de los animales, no se puede matar una araña, pero se promueve que las madres maten a sus hijos en sus vientres. ¿Y el derecho de esos niños?Las estadísticas hablas de los altos grados de depresión y estrés que hay en el mundo de hoy. La modernidad trajo confort, muchas mejorías, a nivel del bienestar humano, pero no ha podido dar respuesta a la problemática del sentido de la vida, la cosa ha empeorado.  Sí, hoy más que nunca el mundo está en la oscuridad. El enemigo de la raza humana, o el Príncipe de este mundo, como lo llama Jesús, nos ha cegado para que no podamos ver la Luz de Cristo. [ Cf. 2 Corintios 4:3-4]El Señor Jesús le pedía a Beata Teresa que sea su Luz. Le decía, “ven, se mi luz, llévame”. Ella no fue llamada a llevar su propia luz, ella sílo era llamada a reflejar la luz de Cristo. Para ella era claro, la Luz del mundo [cf. Juan 8:12] era Jesús, Él era el sol, ella la luna. Se buscan muchas soluciones a la problemática de hoy, y muchas de ellas muy buenas, pero todas quedan cortas de dar la verdadera solución, porque en todas ellas se excluye Cristo y Él es la solución.  

Presbítero Sergio Clavijo M.C.

Encargado de la Parroquia Nuestra Señora de la Confianza  

Podría también gustarte...