Campaña de útiles escolares para niños pobres

 

           Tijuana, B.C.- La Arquidiócesis de Tijuana, a través de la Pastoral Social-Cáritas, que coordina el Presbítero Mario Heredia Mata, está organizando una campaña de útiles escolares para apoyar a los niños más pobres de nuestra jurisdicción eclesiástica.           

           “Ahorita estamos trabajando con una campaña de útiles escolares para ayudar a niños muy pobres y necesitados de las diferentes zonas de la ciudad, especialmente estamos enfocándonos ahorita en El Altiplano quinta sección y Lomas del Ecinal, que es una parte muy pobre hacia el bulevar 2000. Y estamos recabando útiles escolares para ayudar a estos niños para que al ingresar a su escuela no tengan ninguna dificultad y puedan continuar sus estudios”, comentó el coordinador diocesano.           

           Por ello hace un llamado a la comunidad para que se una a esta campaña donando lápices, plumas, borradores, cuadernos, juegos de geometría, colores, etc.           

           Pueden llevar sus donativos a la Calle 14 y Aquiles Serdán, Col. Libertad parte baja, y el teléfono es 6836232.           

           La entrega de útiles escolares será el próximo 20 de agosto.           

          El sacerdote explicó que Cáritas, A.C. es una institución católica que tiene 12 años laborando en la Arquidiócesis de Tijuana, y realiza su apostolado a nivel internacional. A nivel nacional existe Cáritas Nacional.           

           “El objetivo y fin de este asociación es ayudar a las personas más necesitadas de nuestra sociedad, a los más vulnerables y desprotegidos. Por mencionar algunas situaciones, cuando sucede alguna desgracia en algún lugar, ya sea del mundo o de nuestra misma nación la Iglesia Católica se organiza para prestar ayuda y lo hace precisamente a través de este organismo que es Cáritas”, destacó el padre Heredia Mata.             

          Ejemplificó el terremoto en Haití donde las diócesis del mundo se unieron en apoyo a los damnificados de ese país caribeño, así mismo el sismo de Mexicali donde todas las diócesis de México se unieron para ayudar a quienes más lo necesitaban.           

          El coordinador diocesano dijo que la Iglesia Católica está al pendiente de ayudar a los más pobres y necesitados, pero al no contar con la infraestructura necesaria para llevar ayuda en especie, se organizan colectas económicas.           

          De igual forma las diócesis mexicanas apoyaron a los afectados por el huracán Alex en Tamaulipas, Coahila y Nuevo León. 

Podría también gustarte...