Comunidades Parroquiales y Capellanía bajo la advocación de Ntra. Sra. de los Dolores, animan la fe y la vida comunitaria

Pastoral de la Comunicación

Tijuana, B.C.- De semblante afligido, reflejado en el rostro de la imagen conocida popularmente como “La Dolorosa” referida a la advocación de Nuestra Señor de los Dolores, está presente en la memoria y devoción de fieles y comunidades parroquiales dedicadas a su intercesión, entre las que resaltan la Jurisdicción de “Nuestra Señora de la Soledad” en la Colonia Postal, así como “Nuestra Señora de los Dolores” en el Cañón del Sainz, de la Col. Emiliano Zapata,  y la Capilla de “Nuestra Señora de los Dolores” perteneciente a la Parroquia San José de la Colonia Durango, están dedicadas a dicha advocación. En efecto, las comunidades han celebrado con fe, animación pastoral y programas culturales las fiestas patronales en honor a la Santísima Virgen.

La liturgia de la Iglesia celebra el 15 de septiembre, dicho título a la Virgen Dolorosa. Para algunos especialistas, los mexicanos asociamos esta advocación con el Día de la Independencia, que se celebra el 16 de septiembre. La llamada que comenzó la guerra de independencia, el “Grito de Dolores”, sucedió el 16 de septiembre de 1810, en Dolores, Hidalgo, un pueblo cuya santa patrona es la Virgen de Dolores. El “Grito”, pues, significa el clamor por la libertad que ocurrió en ese lugar y el dolor de la Virgen al ver los sufrimientos de los mexicanos

 Por ello, la memoria de Nuestra Señora de los Dolores, que dé pie junto a la cruz de Jesús, su Hijo, estuvo íntima y fielmente asociada a su pasión salvadora.

Podría también gustarte...