Ordenaciones Diaconales

 
 Los seminaristas Israel Cervantes Martínez, Alejandro Ramírez Proa, Pedro Alberto Madrid Ortega, José Velasco Arias, Joaquín López González y José Luis Rodríguez De Anda recibieron el diaconado de manos del Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, hoy viernes 28 de agosto en la parte construida de la futura Nueva Catedral a las 12:00 medio día.

El Seminarista Israel Cervantes Martínez nació en Rincón de Romos, Aguascalientes y tiene 27 años de edad.

Para él lo más importante es el cómo vivir la vida, ya que su formación sacerdotal le ha ayudado a vivir tranquilo, luchando por conseguir un ideal.

El valor que más aprecia es la libertad porque “Dios nos hizo libres y en cualquier lugar donde estemos no se nos puede coartar la libertad, sino que en el lugar donde estemos tenemos que cumplir alguna regla”. Y el antivalor que más le molesta es la violencia y el coartar la libertad del ser humano,

El testimonio de muchos sacerdotes lo han ayudado a seguir adelante con su vocación sacerdotal.

El Seminarista Alejandro Ramírez Proa es originario de Irapuato, Guanajuato y tiene 41 años.

Lo que más valora es a la familia y la comunión de ésta, a los verdaderos amigos y el servicio al prójimo de quien realmente lo necesita. Y lo que le desagrada es la violencia, el aborto y el secuestro.

A los sacerdotes que considera ejemplos a seguir son al padre Alfonso Chee y al padre Máximo García (q.e.p.d.).

El Seminarista Pedro Alberto Madrid Ortega nació en Nuevo Casas, Chihuahua hace 39 años.

Lo más importante para él es consolidar su vocación, ser testimonio para otros y para él mismo de que la vida tiene sentido por el llamado que recibió de Dios.

El Obispo Hilario Chávez lo ha inspirado al sacerdocio, así como los sacerdotes de esta Arquidiócesis de Tijuana.

El Seminarista José Velasco Arias originario de Tijuana, Baja California tiene 32 años, para quien lo más importante es su realización personal y profesional, y en este momento es configurarse con Cristo.

Los valores más importantes par él son la vida y la responsabilidad, y los antivalores la irresponsabilidad y la imprudencia.

Los modelos de párrocos los ven en el padre Alfonso Chee y el padre Eduardo Reyes.

A los jóvenes los exhorta a ser generosos con Cristo, que no sean técnicos sino hombres y mujeres de Dios.

El Seminarista Joaquín López tiene 35 años, para quien lo más importante en este momento es buscar la voluntad de Dios. Los valores que más aprecia son la alegría, quien se da a los demás y las personas honestas. Y lo que le desagrada son los valores mal encausados porque no le ayudan a la persona a crecer como ser humano.

Los sacerdotes que lo han inspirado son un padre de Nayarit, el padre Alfonso Chee, el padre Eduardo Ortiz, el padre Lamberto Rosas y el padre Manuel Durán.

Invita a los jóvenes a ser generosos con quienes los rodea, ya que los percibe ensimismados.

         El Seminarista José Luis Rodríguez De Anda originario de Lagos de Moreno, Jalisco tiene 39 años, y lo más importante para él es servir a Dios a través de sus hermanos y principalmente configurarse con Cristo.

         Los valores de la verdad, responsabilidad y amor al prójimo son los más importantes para él. Mientras que la deshonestidad, la mentira y el alejamiento de Dios son los antivalores que no le agradan.

         Los sacerdotes que los inspiran a abrazar esta vocación son el padre Nicolás Alvarado de Mexicali, y de Tijuana el Arzobispo Romo Muñoz y el padre Alfonso Chee.

         A los jóvenes los invita a que se lancen a encontrar a Cristo, porque vale la pena seguir a Cristo a través del sacerdocio.

 

Podría también gustarte...