Comunicado del 18 de junio de 2010

 

Informamos a la comunidad de esta Arquidiócesis de Tijuana que hoy viernes 18 de junio de 2010 las autoridades se presentaron a la parroquia Santísimo Sacramento en Rosarito, cumpliendo una orden del juez civil, con el Pbro. Raymundo Figueroa Pérez, para solicitarle que entregue el inmueble, que es propiedad de la Nación, a la Arquidiócesis de Tijuana, su legítima posesionaria.

 

La entrega del inmueble no pudo llevarse a cabo.

 

Les recordamos que el Pbro. Raymundo Figueroa está suspendido del ministerio sacerdotal desde el 30 de abril de 2010, y además entró ya en el proceso de dimisión del estado clerical, es decir, el regreso al estado laico.

 

Sin embargo, continúa usurpando el rol de párroco y sigue posesionado ilegítimamente del inmueble.

 

 Agradecemos a los fieles católicos su oración en momentos tan difíciles para nuestra Iglesia local.

 

Podría también gustarte...