El Arzobispo Francisco bendijo el tramo Creo en México en el Mural de la Hermandad

Tijuana, B.C.- A invitación del movimiento Creo en México nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, dio un mensaje y bendijo el tramo Creo en México en el Mural de la Hermandad, ubicado en el muro fronterizo de Tijuana. Así mismo dejó su huella en el mural, que fue realizado por el artista plástico Enrique Chiu.

En la inauguración participaron el Lic. Salvador Villalobos, Presidente Ejecutivo del Consejo de la Comunicación, Lic. Miguel Antonio Loza Guinez, Director del Instituto Mexicano de la Juventud Tijuana, el artista plástico Lic. Enrique Chiu, la productora cinematográfica Luisa Gómez de Silva y los empresarios Alma Pérez Rogel y Leonel Valencia Castillo, dueños del Restaurante Alma Verde.

“Es significativo que este acontecimiento se realice en Tijuana, la frontera más movimentada del mundo, testigo de sueños e ilusiones cristalizadas algunas, rotas las más de ellas en nuestros hermanos y familias migrantes. México es un gran país por su historia, por sus tradiciones y costumbres, por la fortaleza de sus familias y el arraigo de su fe; por sus riquezas naturales y desde luego por el tesoro de su gente. Necesitamos valorarnos a nosotros mismos. Nosotros somos México. Su presente y su futuro dependen de nosotros”, dijo el Arzobispo.

También comentó que el arte es un lenguaje universal que nos hermana y solidariza, y que las manos en este mural que sostienen a nuestra patria son las manos de nosotros los mexicanos, abiertas y solidarias que dan, reciben, acogen, cuidan, protegen e impulsan a México.

“Sus formas y colores, sus líneas y movimientos nos retan a unirnos como un gran pueblo, dejando de lado todo tipo de conflictos, divisiones y ataques. Nuestra unión y corresponsabilidad es la fuerza que nos permitirá superar dificultades y carencias, y encontrar los caminos del verdadero progreso”, destacó Mons. Moreno Barrón.

Invita a que apoyemos y acojamos las iniciativas como esta del movimiento Creo en México que den un nuevo rostro más humano, el del progreso integral y de oportunidades para todos en nuestro querido México.

“Desde esta frontera norte de Tijuana nos abrimos con esperanza a un mañana mejor proclamando que la última palabra no la tiene ni la mentira, ni la corrupción, ni la violencia, ni el egoísmo, ni la muerte, sino la vida. Sí, la vida por la que es posible que el talento de muchos hombres y mujeres, niños, jóvenes y adultos haga de México una nación fuerte, una gran nación donde se viva en paz”, resaltó el Arzobispo.

El movimiento Creo en México a través de este mural hace un llamado a la unidad, a través de la colaboración entre sociedad, empresas y gobierno para construir juntos un país productivo, solidario, participativo, desarrollado y justo.

 

Podría también gustarte...