El Arzobispo Francisco invita a las parroquias a una renovación profunda

             Tecate, B.C.- La toma de posesión del nuevo párroco de la P. Inmaculada Concepción de María, Pbro. Ramón Ricardo Sánchez Cárdenas, y posteriormente la toma de posesión del nuevo párroco de la P. Nuestra Señora de Guadalupe, Pbro. Francisco Landa Escobedo, presidió nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón en Tecate, a quienes invita a vivir en una renovación profunda, unidos en el amor.

            “Queridos hermanos así como cada uno de nosotros está llamado a renovarse en Cristo resucitado, también esta parroquia con motivo de la llegada de su nuevo párroco, está llamada a una renovación profunda. Y la renovación de la parroquia comienza en el corazón del sacerdote. Si el sacerdote se renueva, se convierte, vive en actitud de resurrección, su parroquia también se renovará, se convertirá al Señor y vivirá en actitud de vida nueva, de resurrección”, dijo Mons. Moreno Barrón durante la homilía.

            Aclaró que la parroquia la forman todos los bautizados que viven en la jurisdicción de dicha parroquia, y no el templo.

            “Les he nombrado un nuevo párroco que les va a proclamar las buenas noticias del Evangelio, que les va a anunciar a un Cristo vivo, atractivo, un Cristo que le da pleno sentido a nuestra existencia. Tienen un nuevo párroco que les va a santificar con la oración y con los sacramentos, sobre todo con la sagrada Eucaristía”, afirmó el Arzobispo.

            Desea que esta comunidad viva en el amor, que sea una verdadera familia. Y que sea un testimonio para quienes están alejados de la Iglesia o fríos en su fe.

            Mientras que en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe durante la homilía dijo “queridos hermanos asistimos en este Domingo de Resurrección a la toma de posesión del nuevo párroco, el Padre Landa…Y está aquí para asumir con alegría, con responsabilidad esta encomienda pastoral que le hace la Iglesia a través de mi pobreza”.

            Y manifestó su reconocimiento al P. Franky por su actitud sacerdotal de su cambio por su condición de salud, y agradeció la disponibilidad del Padre Landa, por su actitud eclesial sin condiciones.

            “Se los digo con mucha sencillez pero con gran verdad: es el obispo el que tiene la plenitud del sacerdocio de Cristo. En sentido estricto en la última cena el Jueves Santo Jesús ordenó a los primeros obispos en la persona de los apóstoles y ellos ordenaron a su vez presbíteros que colaboraran con ellos, y diáconos que colaboran con ellos. Los presbíteros son entonces colaboradores del obispo. Ellos participan del sacerdocio de Cristo a través del obispo. No directamente. Jesús no les dio el sacerdocio directamente, sino se los confió a través de su obispo, para que desempeñen su ministerio en comunión con su obispo para bien de toda la Iglesia”, aclaró Mons. Moreno Barrón.

            E invita a los feligreses a orar por sus párrocos para que vivan con alegría y fidelidad su ministerio. Y que hagan de su comunidad una parroquia eucarística.

            Y a los párrocos los invita a que sean padres en la fe, y que unan a sus feligreses y los reconcilie, y los ayuden a crecer como una expresión de Cristo Resucitado.

            Ambos sacerdotes hicieron su profesión de fe y la renovación de sus promesas sacerdotales, así mismo los ritos de su toma de posesión donde destaca la bendición con el Santísimo Sacramento.

            Las celebraciones eucarísticas se llevaron a cabo el Domingo de Resurrección, primero de abril.

 

 

 

 

Podría también gustarte...