El Arzobispo presidió la celebración del Centenario de Nuestra Señora de Fátima con las Trinitarias de María

Tijuana, B.C.- La fiesta por el centenario de las apariciones de Nuestra Señora de Fátima, y el XXV aniversario de la celebración de la oración por los sacerdotes y conversión del mundo entero de la Trinitarias de María se llevó a cabo el 13 de mayo en el Monte Tabor.

La Eucaristía de acción de gracias la presidió nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, y concelebraron varios sacerdotes.

“Todas las fiestas de la Santísima Virgen María tienen un encanto especial para nosotros los católicos. Dios Padre podría haber hecho las cosas de otra manera, pero en su providencia infinita quiso que el verbo, su Hijo, quien hecho hombre le llamamos Jesucristo, naciera del seno de esta joven predestinada, preparada por Dios, hermosa, llena de gracia”, dijo el Arzobispo en la homilía.

Agregó: “Y el papel principal de la Santísima Virgen es conducirnos a Jesús…Señor y Salvador en quien está puesta nuestra fe. Nuestra fe es una fe cristocéntrica”.

También mencionó que tiene un significado muy especial que celebramos este 13 de mayo las fiestas jubilares de esta comunidad religiosa de las Trinitarias de María ante la Virgen bajo el título de Nuestra Señora de Fátima.

          Y la Lic. Lourdes Calzada dio una plática sobre los niños Santa Jacinta, San Francisco y Sor Lucía a quienes se les apareció la Virgen de Fátima. La fiesta se llevó a cabo el sábado 13 de mayo en el Monte Tabor, desde las 9:00 a.m. hasta las 7:00 p.m.

 

 

Podría también gustarte...