El nuevo párroco de la P. San Pedro Apóstol es el Pbro. Claudio Jiménez, nombrado por nuestro Arzobispo

          Tijuana, B.C.- El Pbro. Claudio Oscar Jiménez Benavides recibió de manos de nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, la Parroquia San Pedro Apóstol, quienes fueron acompañados por varios sacerdotes, religiosas y los feligreses.

            “Mis hermanos en Cristo Jesús aquí está presenta la Iglesia de Cristo Jesús el Señor muerto y resucitado por nuestra salvación. Aquí está la Iglesia de los bautizados, la Iglesia de carne y hueso que somos todos nosotros: niños, adolescente y jóvenes, adultos, ancianos, laicos, mujeres consagradas, diáconos, presbíteros y su servidor su Obispo”, dijo el Arzobispo durante la homilía.

            Agregó: “Qué hermosa es la Iglesia de Cristo. Esta Iglesia que formamos todos nosotros, una Iglesia divina y humana. Una Iglesia divina porque la guía el Espíritu Santo y no le permite caer en el error en materia de fe y de costumbres. Una Iglesia humana formada por personas de carne y hueso, débiles, de barro, pecadores como todos nosotros. Así es de hermosa la Iglesia. Una Iglesia que va peregrinando a través de la historia haciendo presente a Cristo en medio de los hombres como Señor y Salvador, para que todos lleguemos a nuestro destino que es Dios”.

            También comentó que el Padre Claudio llega a su parroquia para enseñarles las nuevas del Evangelio, y que esta parroquia deberá ser un ejemplo de parroquia catequizada, ya que su nuevo párroco también es el Jefe Eclesial de la Pastoral de Catequesis para que todos conozcan su fe, conozcan nuestra Iglesia y se sientan miembros de la misma.

            “Como visualizo ahora en esta toma de posesión una parroquia donde cada día haya más catequistas, donde muchos niños acudan a la catequesis semanal…El Padre Claudio Óscar, como los agentes del Evangelio en el libro de los Hechos de los Apóstoles, donde quiera que vaya él llevará en sus labios la palabra de Dios, el será un Evangelio viviente, será palabra viva de Dios para ustedes. Siempre pídanle: ´Padre enséñenos el Evangelio, Padre enséñenos a vivir el Evangelio, Padre usted y nosotros seamos un Evangelio vivo en esta Parroquia de San Pedro´”, compartió Mons. Moreno Barrón.

            Y destacó que el mayor tesoro más grande que tenemos en la Iglesia es a Jesús en la Eucaristía, en la fracción del pan.

            “Cristo se ofrece al Padre Dios por nosotros, por cada uno de nosotros…Cristo Eucaristía el centro de nuestra vida”, resaltó el Arzobispo.

            También dijo que muchos hermanos han abandonado su fe, pero también muchos están regresando y otros que no eran católicos también se están convirtiendo.

            “Cristo resucitó en el corazón de su Iglesia, y ahora quiere que nosotros bautizados, su Iglesia, lo hagamos presente en nuestra vida diaria, quiere que a través de nuestro ejemplo, de nuestro testimonio de vida muchos le abran su corazón a Cristo, lo acepten como Señor y Salvador. Por eso esta parroquia tendrá que ser una parroquia en salida de puertas abiertas para que muchos entren en ella y para salir al encuentro de todos estos hermanos que necesitan de Cristo Jesús, del anuncio de las buenas noticias del Evangelio”, enfatizó el Arzobispo.

            Invita a los laicos a dar buen ejemplo a su párroco viviendo con amor su vocación ya que esto exhorta e invita al sacerdote a ser auténtico en su relación con la Iglesia.

            El Padre Claudio hizo su profesión de fe y la renovación de sus promesas sacerdotales, bendijo a los asistentes con el Santísimo Sacramento y demás ritos de toma de posesión.

            Por su parte el Pbro. Mario Heredia Mata, sacerdote que atendía esta parroquia desde el fallecimiento del Pbro. Miguel Ángel Cháidez Bolívar, agradeció a esta comunidad, al Arzobispo su confianza en él, y pidió a Dios por el Padre Miguel Ángel y un aplauso a la comunidad parroquial.

            También el Padre Claudio agradeció al Arzobispo por confiarle esta bella comunidad parroquial, a los sacerdotes por acompañarlos, y pidió al Señor que en cada uno de los fieles pueda ver el rostro de Cristo. Y pidió sus oraciones para que pueda ser presencia de Cristo entre ellos, y que le dé la humildad de San Pedro.

            La Eucaristía se llevó a cabo el miércoles 18 de abril a las 7:00 p.m.

Podría también gustarte...