El Seminario Diocesano de Tijuana sigue impulsando la lengua latina

Pastoral de la Comunicación

            Tijuana, B.C.- Escuchar al Santo Padre o a alguno de sus colaboradores hablar en latín por algún medio de comunicación es muy interesante, y entender muchas palabras que utilizan es aún más, la lengua oficial en El Vaticano. De ahí la importancia de que los seminaristas y sacerdotes estudien este idioma, como es el caso de los jóvenes de nuestro Seminario Diocesano de Tijuana.

            “Es muy importante por varios motivos: Uno porque de ahí procede el español, entonces el 75 por ciento de nuestro idioma español procede del latín, entonces conocer el latín es conocer nuestro propio idioma porque conocemos la fuente, la raíz de donde procede el español. Por lo mismo conocemos la etimología de muchísimas palabras que usamos sin darnos cuenta, pero que al analizarlas decimos con razón esto quiere decir o me lleva a, o procede de. Eso sería lo importante”, dijo el Pbro. José Ricardo García Salmerón, maestro de latín en el Seminario.

            Y también para la ortografía porque si conocemos de donde proceden las palabras vamos a saber cómo se escriben, por ejemplo ubicuidad-ubicación no lleva “h” porque en latín “ubis” significa donde. Además nos da cultura porque podemos hablar de muchas cosas con mucha gente por el hecho de conocer la raíz etimológica de nuestro español.

            “En la Iglesia es la lengua oficial, entonces cuando el Papa saca un documento  o una encíclica lo escribe primero en latín, después se traduce en los distintos idiomas. El Concilio Vaticano II está escrito en latín, después se tradujo, el Código de Derecho Canónico, el Catecismo de la Iglesia Católica. Todos esos documentos están escritos en latín y muchísimos más”, comentó el Padre Ricardo, también párroco de la Parroquia Cristo Rey.

            Detalló que cuando existe alguna duda en la traducción de algún texto en español se puede consultar en latín, y sugiere que se siga cultivando este idioma porque es cultura, ya que la Iglesia siempre ha sido portadora de cultura como es el caso del latín.

            “Nos ayuda a conocer más de nuestro idioma, de la Iglesia, del mundo e incluso de la Teología y de la Filosofía por todas las expresiones latinas que hay entre los filósofos y de los teólogos, para entender los sacramentos, la Iglesia”, destacó el sacerdote.

 

Podría también gustarte...