El séptimo arte: “películas para esta Semana Santa”

Pastoral para la Comunicación.- El tema de la fe y las últimas horas de la vida de Jesús de Nazaret no ha sido ajeno al séptimo arte de cada época ya que ha sido abordado en numerosas ocasiones y ocupa especial lugar la historia de Jesús con diversas miradas y formas de abordar el tema se han hecho producciones dignas de  traer a la memoria estos días referidos a la Semana Mayor.

En estos días tan importantes para la liturgia cristiana, y que además son de descanso para muchos, vale la pena darle una mirada a estas diez películas. Estos días en el que se tenga una manera de aprovechar el tiempo y la temporada para dar un repaso a éstas, las que por algunos críticos y estudiosos son un elenco de películas que abordan el tema de la vida de Cristo, desde diversas ópticas, así como otros temas de corte bíblico. Es aceptable que las producciones no todas sean para todos los gustos ni para todos los públicos. Por ello, recuperamos algunos títulos adecuados a este período, y que afrontan a Cristo desde distintos acentos.

La pasión de Cristo (2004): Obra maestra conmovedora y que puede ayudar en estos días tanto como cualquier lectura o pieza musical; puede ser más cercana al público joven que un Stabat Mater o una Pasión de Bach. Basada en los Evangelios y en las revelaciones privadas de Emmerich y María de Ágreda, así como en el rostro de la Sábana Santa, tiene los matices propios de Gibson: naturalismo puro que apuesta por los idiomas originales y por la atención gore a los suplicios de Cristo; sangre que salpica la pantalla, pero también visión mariana y un mensaje claro: Cristo hace nuevas todas las cosas.

El evangelio según San Mateo (1964): Maravillosa e imprescindible cinta de Pasolini. Dedicada a Juan XXIII, es una versión neorrealista, sencilla y sincera, simple, periférica. L’Osservatore Romano ha calificado al director como “un padre de la Iglesia en película: Pasolini se convierte en maestro de la fe mediante imágenes”.

Ben-Hur (1959): Una de nuestras favoritas. La joya de los amantes del péplum y del arte total. Colosal y a la vez íntima. Es una de esas cintas que hay que ver como mínimo cinco veces antes de morir. Cuenta las relaciones entre el romano Messala y el judío Ben-Hur mientras Jesús está en la tierra; un Jesús que no vemos directamente pero que marca toda la vida del protagonista y de su familia.

El hombre que hacía milagros (2000): Imprescindible. Producida por Mel Gibson, es una de las mejores cintas sobre la vida de Cristo. Y eso que es una animación de muñecos de plastilina. Fiel a los Evangelios, e imaginativa, tiene fuerza y es capaz de mostrar los matices humanos y divinos de Jesús de un modo atractivo y adecuado para niños.

Jesús de Nazaret (1977): La obra de Franco Zeffirelli sigue siendo una de las mejores aproximaciones a la vida de Jesús. Realista y conmovedora, tiene un reparto de lujo con Robert Powell, Anthony Quinn, Laurence Olivier y Claudia Cardinale. Un recorrido fiel por los Evangelios, con añadidos que no desencajan. En algunos momentos quizá sobre cierto misticismo en Jesús.

La túnica sagrada (1953): Primera película de la historia en Cinemascope. Basada en la novela de Lloyd C. Douglas, y protagonizada por Richard Burton, cuenta la historia de Marcelo Galio, un tribuno romano enviado a Palestina como castigo; toda circunstancia es buena si se aprovecha bien, y Marcelo acabará estando al pie de la cruz de Cristo, al que se convierte. Sin lugar a dudas, uno de los mejores espectáculos bíblicos.

Barrabás (1961): ¿Han leído el maravilloso libro homónimo del Premio Nobel Pär Lagerkvist? Pues esta es su recreación fílmica con un Anthony Quinn que se sale, como protagonista. Superproducción sobre Barrabás, y sus suplicios tras ser indultado por Poncio Pilato.

Los 10 mandamientos (1956): Último trabajo de Cecil B. DeMille, a los 33 años de su primera versión. La vida de Moisés, y sus cambios, con un gran Charlton Heston y un magnífico Yul Brinner. ¿Quién no recuerda las dos paredes de agua entre las cuales huyen los israelitas? Fuerza narrativa para contar la liberación de Egipto y las promesas de Dios a su pueblo. Para los más pequeños, hay una versión animada de la vida de Moisés en la imprescindible “El Príncipe de Egipto” (1998).

Las sandalias del pescador (1968): Entrañable, pedagógica e inteligente, con un Atnhony Quinn memorable y convincente. Película profética de los tiempos futuros de la Iglesia y de un papa incluso que vendría de un país lejano. Tiene discursos sobre la periferia y la descentralización propios del actual magisterio de Francisco.

 

Podría también gustarte...