La Provincia de Baja California ofrece celebración y homenaje virtual a Ntra. Sra. de Guadalupe unida a la Insigne Basílica en CDMX

Pastoral para la Comunicación. – Un acontecimiento que lleva más de setenta décadas continúas celebrándose primero en la diócesis de Tijuana y posteriormente en la Provincia de Baja California conformada actualmente por la Arquidiócesis de Tijuana y las Diócesis de Mexicali, la Paz B.C.S., y Ensenada quienes han peregrinado a los pies de la “Morenita del Tepeyac” para presentar las súplicas y necesidades del pueblo peregrino en estas tierras de la Baja California en la “Casita del Tepeyac”. Sin embargo, en su edición número 73 debido a la pandemia por el Covid-19 se suspendió la peregrinación anual programada para el 16 de julio de 2020 con la participación de grupos de peregrinos de las distintas diócesis.

Al respecto, el Arzobispo Metropolitano Dn. Francisco Moreno Barrón a nombre de los Obispos de la Provincia emitió un video-mensaje que se transmitió al concluir la Celebración Eucarística en la Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe a las 9:00 a.m. tiempo de la CDMX. Por su parte, cada uno de los Obispos en sus respectivas diócesis se han unido a esta celebración-homenaje a Ntra. Sra. de Guadalupe de forma virtual con la celebración de la Santa Misa vía on-line y unidos a las intenciones de los peregrinos y presentando las oraciones por este momento presente que vivimos.

Durante la celebración, el Arzobispo Metropolitano dio lectura a la “Declaración sobre el don de la vida y la dignidad de la persona humana”. Indicando que en un momento en que nuestro querido pueblo sufre los embates, cada vez más constantes, de la “cultura de la muerte” y se enfrenta a una serie de desafíos que estamos llamados a iluminar y dar, así, “razón de nuestra esperanza” (1 Pe. 2,15).

 

Observó a partir del documento: “Somos conscientes de que el año 2020 va a dejar una huella en la historia del mundo y de México por la pandemia del Covid-19, que ha traído el dolor a innumerables hogares y ha afectado gravemente la economía de las familias. Este año, también ha traído a México otra peste mortal: la violencia y la inseguridad que han alcanzado niveles nunca vistos, sea por su cantidad, frecuencia y crueldad, y no podemos quedarnos indiferentes ante ello”.

 

Exhortó a estar atentos a los signos de los tiempos ya que “con gran pesar, vemos que algunos proponen programas de gobierno, leyes, y criterios judiciales que atentan contra la dignidad de la persona humana y en particular contra su vida. En múltiples intervenciones el Papa Francisco ha identificado claramente este fenómeno humano y lo ha llamado “cultura del descarte” (cfr. EG 53) (PGP 20)”.

 

Así mismo, alentó el Sr. Arzobispo Dn. Francisco Moreno Barrón a ponernos en manos de la Santísima Virgen de Guadalupe, nuestra Madre, para que nos proteja bajo su manto y con la mirada puesta en Cristo Redentor para que seamos fieles a lo que Dios pide a cada uno de nosotros”.

 

Dicha peregrinación fue loablemente impulsada por el Sr. Arz. Emérito Dn. Rafael Romo Muñoz, sacerdotes y laicos para animar y fortalecer la fe de familias y comunidades, quienes además podían conocer y profundizar la cultura, la historia y gastronomía del centro de nuestro país que siempre ofrece un mosaico de colores, sabores y tradiciones.

 

Podría también gustarte...