La Sinodalidad, propuesta y acción del Papa Francisco para la vida de la Iglesia

Tijuana, B.C.- Entre las diversas líneas pastorales que ha delineado el  Papa Francisco para el horizonte pastoral de la Iglesia, se acentúa la “sinodalidad” asegurando que el camino de la sinodalidad es el que Dios espera de la Iglesia. El Obispo de Roma, en diversas ocasiones ha testificado que el mundo en el que vivimos, y que estamos llamados a amar y a servir también en sus contradicciones, “exige de la Iglesia el fortalecimiento de las sinergias en todos los ámbitos de su misión”. Precisamente –indicó– el camino de la sinodalidad es el camino que Dios se espera de la Iglesia del tercer milenio.

Reconociendo el propio “olfato” del rebaño para discernir los nuevos caminos que el Señor  abre a la Iglesia, Además, ha subrayado que una Iglesia sinodal “es una Iglesia de la escucha, en la conciencia de que escuchar ‘es más que oír’”. El Papa, explicó que el camino de la sinodalidad no se hace ni comienza a “partir de convicciones personales”, por el contrario, “la sinodalidad, como dimensión constitutiva de la Iglesia, nos ofrece el marco interpretativo más adecuado para comprender el mismo ministerio jerárquico”. De forma, que como Iglesia que “camina junto” a los hombres, partícipe de las tribulaciones de la historia, cultivamos el sueño que el descubrimiento de la dignidad inviolable de los pueblos y de la función de servicio de la autoridad podrán ayudar también a la sociedad civil a edificarse en la justicia y en la fraternidad, generando un mundo más bello y más digno del hombre para las generaciones que vendrán después.

(Cfr. Extractos a la luz del Discurso en la  conmemorativa del 50ª aniversario del Sínodo de los Obispos, Octubre 17,  2015)

 

 

 

 

Podría también gustarte...