Más de 30 mil católicos participaron en la XIV Marcha por la Vida, la Paz y la Familia

 

Tijuana, B. C.- Más de 30 mil católicos participaron en la XIV Marcha por la Vida, la Paz y la Familia, cuyo lema es “Un canto a la vida construyendo la paz”, la cual se llevó a cabo en la Arquidiócesis de Tijuana el domingo 23 de marzo a partir de las 9:00 de la mañana partiendo de la C. Santa María, a un costado del ex Toreo de Tijuana.

“Nuestra convocatoria es para ofrecer un canto a la vida, a la paz y a la familia. Nos reunimos con una actitud gozosa, de fiesta, lo captamos al mirar, cómo se van añadiendo muchos en el camino; ¡qué alegría! ver las familias que se unen a nuestro  caminar, se  nos van añadiendo trayendo consigo sus carriolas  con bebés, indudablemente que se trata de una fiesta, una fiesta que tiene su origen en Dios, es Dios quien nos da la vida y nos une”, dijo El Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz.

Detalló que cantamos a la vida porque es el mayor don que Dios nos ha hecho, y solamente podemos llegar a él porque vivimos, y esperamos la dicha de al final de nuestra vida pasemos a gozar eternamente de él.

Y cantamos a la paz porque deseamos vivir en paz; pues responsabilidad máxima de la autoridad es procurar una situación de paz en la sociedad, solamente en la paz y la justicia se puede tener un auténtico desarrollo humano.

Asimismo cantamos a la familia porque es el ámbito natural del ser humano es la familia: ahí se nace, ahí se desarrolla, ahí se va creando la paz.

“Por  eso nuestra invitación es a reconocer el valor primigenio de la familia cómo se origina en Dios y cómo el auténtico desarrollo por la paz y la justicia solamente se obtienen a través de la familia, por lo que necesitamos protegerla, cultivarla, motivarla, defenderla. Cantamos a la familia porque en ella es donde se vive, cantamos a la paz que es el motivo de esta marcha, cantamos pues a la vida  en la que buscamos del desarrollo integral de la persona humana en tranquilidad y comunión”, destacó el Arzobispo

Y terminó exclamando: ¡Viva la vida! ¡viva  la paz! ¡viva la familia!

Por su parte el Jefe Eclesial de la Pastoral Educativa, Presbítero Benigno Medrano Flores, dijo que lo importante de esta marcha es resaltar los valores trascendentales de la vida, la paz y la familia.

“Creo que esto ha tenido un impacto comunitario, un impacto social que ayuda a unirnos como comunidad para resaltar estos valores y vivirlos. Esperamos que esto vaya creando más incidencia en la comunidad, sobre todo la vivencia de los valores”, enfatizó el sacerdote.

También el Encargado de Asuntos Religiosos del XXI Ayuntamiento de Tijuana, Fernando Salinas Robles, dijo: “es importante que tenga esa unificación (la comunidad) en esta marcha, porque se unen, como dicen los padres, y se ven los valores en las familias, es muy importante porque empieza desde casa”.

Y mencionó que están al servicio de la comunidad.

El contingente llegó al CREA a las 11:30 a.m. donde el Arzobispo presidió la celebración eucarística.

 

Podría también gustarte...