Pastoral Vocacional ofrece “tips” para promover las vocaciones en las parroquias de la Arquidiócesis

Pastoral para la Comunicación.- Recientemente la Pastoral Vocacional de la Arquidiócesis de Tijuana con su equipo responsable, presentó una serie de acciones prácticas y creativas para promover e impulsar las vocaciones así como el Pre-Seminario 2019. Además de que en varias Parroquias, Comunidades y grupos apostólicos hay otras formas inspiradoras para seguir contribuyendo a esta corresponsabilidad en la que todo bautizado es llamado a ser promotor vocacional. Aquí algunas acciones:

  • Hacer conciencia en su comunidad de hacer oración por las vocaciones y poder realizar antes de que finalice la santa misa la oración diocesana.
  • Estar avisando en las misas, tomar su tiempo.
  • Visitar a los jóvenes y adolescentes de los grupos parroquiales, hablarles de la importancia de vivir y discernir la vocación en un pre seminario.
  • Poner fuera de la Iglesia una mesa, cubículo para mayores informes. Capacitar una persona de su comunidad para dar informes sobre el pre-seminario. Hacer una lista con los interesados de vivirlo y canalizarlos.
  • Que las familias de la Iglesia puedan hacer la invitación personalmente a sus hijos para vivir la experiencia de pre seminario.
  • Dar información sobre el pre seminario en los boletines parroquiales.
  • Cinema-parroquia: invitar a las familias de la comunidad haber una película de algún santo o película comercial con un mensaje de valor. Al finalizar la película dar el aviso del pre seminario.
  • Proyectar en sus comunidades videos vocacionales los días que los jóvenes se reúnen con una previa introducción sobre lo que se va a vivir próximamente. (los videos se encuentran en la página oficial del seminario).
  • Elaborar con el grupo juvenil o de monaguillos una sencilla trayectoria con fotos de su vida sacerdotal, parroquias las que ha recorrido y finalizar con el poster del pre seminario, para que el joven pueda desear con lo expuesto en el periódico mural  arriesgarse o aventurarse a vivir la experiencia.
  • Invitación a algún joven que tenga novia, este realizando la universidad y que este asistiendo a su comunidad, no tiene que estar soltero para mandarlo a que viva la experiencia.
  • No obligar al futuro candidato a vivir esta experiencia sin su libertad.
  • Detectando el joven, darle seguimiento (preguntarle sus valores, deseos y misión en la vida), aunque esto tome tiempo de su parte el fruto puede ser mucho, ya que puede dar una respuesta.
  • Proporcionarle datos de información del Seminario, redes sociales, números telefónicos.
  • Quien haya vivido pre seminarios previos, dirigirlos con el Padre encargado de la pastoral vocacional, para discernir juntos el proceso.

 

Podría también gustarte...