POR LA PAZ EN MICHOACÁN Y EN MÉXICO

Comunicado de la Conferencia del Episcopado Mexicano

 

“Cuando el peligro es común a todos, quienes tienen necesidad de los demás no deben ser abandonados por aquellos de quienes tienen necesidad.

Esta es la prueba suprema de la caridad” (Ep. 228, 2.3).

 

Estas palabras de san Agustín han resonado en la valiente carta publicada recientemente por Monseñor Miguel Patiño Velázquez, Obispo de Apatzingán, donde denuncia con claridad la situación que se está viviendo en el país, en el Estado de Michoacán y concretamente en el Valle de Apatzingán, provocada por el crimen organizado, misma que se ha recrudecido, obligando a familias enteras a emigrar por el miedo y la inseguridad.

 

Los Obispos de México unimos nuestra oración, nuestra voz y nuestra acción a lo expresado por Monseñor Patiño. Nos duele el drama por el que están pasando muchas hermanas y muchos hermanos mexicanos. Nos aflige el hecho de que incluso la atención pastoral a los fieles se esté viendo afectada por las amenazas del crimen organizado, como también lo ha denunciado pública y valientemente Monseñor Javier Navarro Rodríguez, Obispo de Zamora.

 

Por eso, solicitamos a las autoridades federales, estatales y municipales una acción pronta y eficaz ante la injusticia de los levantones, secuestros, asesinatos y cobro de cuotas que afectan al bien y la prosperidad de tantas personas y comunidades, y les pedimos estrategias para favorecer la calidad de vida de los ciudadanos y su desarrollo integral.

 

Así mismo, invitamos a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a sumar esfuerzos para enfrentar positiva, creativa y solidariamente toda forma de violencia, a fin de edificar una sociedad justa, pacífica y próspera.

 

Por nuestra parte, invocando la ayuda de Dios y la intercesión de Santa María de Guadalupe, nos comprometemos a seguir colaborando en la atención pastoral de las víctimas de la violencia y en la reconstrucción del tejido social, favoreciendo una cultura del respeto al estado de derecho y de la paz.

 

Por los Obispos de México.

 

 

 

+Francisco, Cardenal Robles Ortega

Arzobispo de Guadalajara

Presidente de la CEM

 

 

+Eugenio Lira Rugarcía

Obispo Auxiliar de Puebla

Secretario General de la CEM

 

Podría también gustarte...