Posada de monaguillos, descubriendo vocaciones para la Iglesia

El objetivo es crear un espacio para todos los niños y niñas de nuestra arquidiócesis, un espacio propicio donde puedan sentir, descubrir y razonar parte de su vocación

Pastoral de la Comunicación

Tijuana, B.C.- Cerca de 550 monaguillos de la Arquidiócesis de Tijuana se dieron cita el pasado sábado 1 de diciembre en el Seminario Menor, para vivir su tradicional posada navideña acompañados de los seminaristas que con gran entusiasmo jugaron, cantaron y convivieron con los niños presentes.

“Estamos muy agradecidos por el esfuerzo de los párrocos y vicarios que hacen a su vez de grandes promotores de pastoral, por esa responsabilidad comprometida con el deseo de acrecentar vocaciones para nuestra Iglesia particular y nosotros como Seminario y Pastoral Vocacional Arquidiocesana otorgarles un momento a estos niños de discernimiento, aunque sea rápido pero concreto, que entusiasmen en nuestra propia vocación de alegría”, compartió en entrevista el Pbro. Juan Luis Cisneros, Asesor Eclesial de la Pastoral Vocacional de Tijuana.

También dijo que fue una experiencia muy agradable, siempre los niños con su  alegría, sus inquietudes y sus curiosidades van expresando si se sienten contentos con lo que les están aportando en este momento vocacional, y aunque es una posada tiene un tinte vocacional. Por ello los organizadores desean que ellos vean que son amados por Dios, que tienen una misión muy específica a lo largo de su vida pero que comienza con un servicio específico que es en el altar, y como son miembros de comunidades ellos pueden contagiar a otros niños dentro de su ambiente a que puedan servir a Dios, que son momentos muy sagrados y especiales para ellos.

“Arquidiocesanamente tenemos dos eventos grandes con monaguillos, uno es este ‘Posada de monaguillos’ y la ‘Olimpiada de Monaguillos’ que es un evento recreativo vocacional, donde diferentes comunidades nos damos cita y encontramos un momento específico donde ellos pueden discernir y gustar de la vida religiosa en el caso de las niñas y la vida sacerdotal los varoncitos e incluso la vida matrimonial, es decir crearles un panorama amplio”, comentó el sacerdote.

Conforme fueron llegando los niños al Seminario el Pbro. Guillermo Avilés, Rector de esta institución de formación sacerdotal, les dio la bienvenida y preguntó “¿cuántos de ustedes están dispuestos a aprender sobre la vida sacerdotal?” y alrededor de 25 niños levantaron la mano ya con una inquietud específica, lo mismo para las niñas preguntó “¿cuántas monjitas?”. Estas preguntas buscan ayudar a los niños y adolescentes a discernir su vocación, la cual es un misterio, pero se tiene que dar progresivamente, paulatinamente para poder identificar estos signos y ellos con un acompañamiento adecuado sabrán verlos si nos mantenemos con ellos, explicó el Padre Juan Luis.

Finalmente el sacerdote agradeció a todos los párrocos, vicarios y laicos que hicieron posible que los niños participaran en la posada y poder disfrutar de este ambiente vocacional. Recordó que todos los sábados tiene un apostolado con diferentes parroquias de nuestra Arquidiócesis y ahí ofrecen formación a través de la catequesis o exclusivamente a monaguillos hablando de temas vocacionales.

Podría también gustarte...