Provincia de Baja California peregrina a la Basílica de Guadalupe para llevar a la morenita del Tepeyac las necesidades personales, familiares y sociales

Pastoral para la Comunicación. – Las Peregrinaciones nos ofrecen la posibilidad de reencontramos con nuestra propia historia cristiana, nuestra realidad transitoria en este mundo. Pero la nota característica es la forma festiva y gozosa de estas peregrinaciones, que ha de recordarnos que nuestro peregrinar hacia Dios no debe, ni puede ser lastimoso ni triste.

Las peregrinaciones favorecen la práctica de los valores cristianos, estimulan un culto integral a Dios (ver, oír, cantar, escuchar, tocar, convivir, etc.) y ante todo nos recuerda la necesidad de una salvación comunitaria. Para la Iglesia, además de esto, la peregrinación cumple con un sentido social: Manifestar públicamente la pertenencia a la Iglesia y en el caso de México el amor y la devoción a la Virgen María de Guadalupe.  La Basílica de Guadalupe en CDMX es el recinto mariano más visitado del mundo, superado sólo por la Basílica de San Pedro del Vaticano. Anualmente unos veinte millones de peregrinos visitan el santuario, de los cuales cerca de nueve millones lo hacen en los días cercanos al 12 de diciembre día en que se festeja a la Virgen María de Guadalupe.

Durante todo el año las Diócesis que componen la Iglesia en México, agendan en su calendario pastoral la visita a la patrona de los mexicanos, la Virgen de Guadalupe, en el caso de la Arquidiócesis de Tijuana en su edición LXXII de peregrinación lo hará a nivel provincia invitando a los Obispos de La Baja California, Ensenada, La Paz, Mexicali y Tijuana, con el Arzobispo Metropolitano Don Francisco Moreno Barrón; además de sacerdotes, seminaristas, religiosas, y fieles de nuestra provincia. Cada año invitan a la comunidad de nuestra ciudad de Tijuana a esta peregrinación, por medio de posters distribuidos en las parroquias.

El Pbro. Arcadio Ávila dijo en entrevista para la Pastoral de Medios: “Ir a visitar a nuestra Madre Santísima en su casa, en la Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe en la ciudad de México, es para darle gracias por su amor hacia nosotros sus hijos, pedirle interceda ante su Hijo, por nuestras necesidades personales, familiares y sociales. Queremos ir y ponernos bajo su mirada amorosa y pedirle muy en especial nos ayude a contemplar, creer, vivir y anunciar con alegría el misterio de la Redención realizado por su hijo, Nuestro Señor. Comenzaremos nuestra peregrinación en México rezando el Santo Rosario por la calzada de Guadalupe acompañados del tradicional Mariachi cantándole a la Virgen Morenita y llevando flores en las manos como ofrenda para la Misa que celebraremos al llegar.

Este año aproximadamente 200 personas de toda la provincia visitaran a la Morenita del Tepeyac. Saldrán el 16 de julio por la mañana, viajando por avión a la CDMX. A la llegada se instalarán en un hotel reservado cerca del centro histórico. El jueves 18 se hará la peregrinación iniciando a las 8:00 de la mañana y al terminar se celebrará la Santa Misa presidida por nuestros Obispos y Arzobispo Francisco Moreno Barrón. Dentro del itinerario está programado un paseo por el Tepeyac y la comida tradicional mexicana.

Durante la entrevista el Pbro. Arcadio Ávila apuntó que: “Después del día de peregrinación, se llevará a los peregrinos en dos rutas distintas a conocer y visitar bellos Santuarios, Basílicas y Catedrales en distintos estados de nuestra República Mexicana, algunas zonas arqueológicas y lugares históricos.

Disfrutarán de la naturaleza en lagos, playas, bosques y cascadas naturales. Comerán de los platillos más significativos y exquisitos de nuestra cocina mexicana. Aunque el objetivo principal es la Visita y peregrinación de Nuestra señora de Guadalupe también queremos vacacionar y descansar de tanta actividad en nuestra ciudad metropolitana de Tijuana, disfrutar de la belleza natural y de la gastronomía regional mexicana.

Podría también gustarte...