“Recordando a nuestros fieles difuntos” fue el taller que ofrecieron el Arzobispo y la Pastoral Familiar

Pastoral de la Comunicación

Tijuana, B.C.- El Taller “Recordando a nuestros fieles difuntos”, cuyo lema es “No dejemos morir a nuestros seres queridos, mantengámoslos vivos en nuestra mente y en nuestro corazón”, fue impartido por nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, en coordinación con Tafed (Talleres Arquidiocesanos para Familias en Duelo) perteneciente a la Pastoral Familiar, que dirige el Pbro. Antonio Ochoa Maldonado.

“Recordar con cariño a nuestros seres queridos que han muerto y avivar nuestra fe y esperanza en Jesucristo muerto y resucitado, para mantenerlos vivos en nuestra mente y en nuestro corazón, mientras continuamos nuestro peregrinar en este mundo, viviendo nuestra vocación al amor”, fue el objetivo de dicho taller.

Desde las 5:00 p.m. empezaron a llegar los asistentes a la Capilla el Señor Resucitado, para dar inicio puntualmente a las 5:30 p.m. el 1 de noviembre.

El Arzobispo Francisco fue guiando cada una de las actividades del taller, que permitió a los asistentes tener un tiempo de intimidad con Nuestro Señor, y recordar a sus difuntos, incluso contemplándolos en las fotografías que llevaron o en su celular.

Posteriormente a las 7:00 p.m. dio inicio la Santa Misa, donde los participantes del taller ofrecieron como ofrenda a sus fieles difuntos, con la cual terminó el taller en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, zona río.

 

 

 

 

 

Podría también gustarte...