Los que lo tocaban se ponían sanos

Lunes 7 de febrero
Lectura

San Marcos 6, 53-56:

Cuando Jesús y sus discípulos terminaron la travesía y apenas desembarcaron, algunos le reconocieron. Luego comenzaron a recorrer toda la comarca. Cuando se enteraba la gente dónde estaba Jesús, le llevaban los enfermos en camillas. En la aldea o pueblo o caserío donde llegaba, colocaban a los enfermos en la plaza, y le rogaban que les dejase tocar el borde de su manto; y los que lo tocaban se ponían sanos.

 

REFLEXIÓN

Este pasaje es el resumen de la actividad de Jesús y su atención a los enfermos.  Jesús curaba y liberaba a quienes encontraba. «El pasó haciendo el bien». Por eso el evangelio dice que «los que lo tocaban se ponían sanos». No es extraño, por tanto, que le busquen y que le sigan.A sus discípulos les daría después el encargo no sólo de anunciar la Buena Noticia, sino también de curar a los enfermos. Y así lo hicieron desde las primeras misiones apostólicas. La Iglesia está también llamada al cuidado de los enfermos y de los marginados. Este servicio es un signo que en cada época hace creíble su mensaje. No podemos desatender esta misión. Es bueno preguntarnos ¿cómo asistimos hoy a los ancianos, a los débiles, a los enfermos y a los marginados de nuestra sociedad?  

 

Mons. Salvador Cisneros G.

Parroquia Santa Teresa de Ávila 

Podría también gustarte...