Sobre nuestros hermanos migrantes: caridad, amor, solidaridad, afirma el Papa Francisco

Pastoral de la Comunicación.- Como es acostumbrado en su ida y retorno de un viaje papal, el Obispo de Roma, el Papa Francisco ofrece un encuentro con los periodistas que cubre su agenda en el vuelo papal. A su regreso de Panamá rumbo a Roma, hablo con los medios reunidos de diversos temas, entre los que se resaltó la situación en Venezuela, los migrantes, el aborto, el celibato entre otros.

Respecto al tema de los migrantes enfatizó que no hay país en el mundo que no se haya construido por los migrantes, sobre todo los EEUU, su país, dijo: “Nosotros los argentinos, todos migrantes. Un obispo escribió un hermoso artículo sobre el problema de la falta de memoria. Luego las palabras que uso: recibir, el corazón abierto para recibir. Acompañar, crecer e integrarse.

El gobernante debe usar la prudencia, porque la prudencia es la virtud de los que gobiernan. Es una ecuación difícil. Me recuerda el ejemplo sueco, que en los años 70, con las dictaduras en América Latina ha recibido muchos inmigrantes, pero todos se han integrado. También veo lo que hace Sant’Egidio, por ejemplo: integra de inmediato. Pero los suecos dijeron el año pasado: detente un poco porque logramos terminar con el proceso de integración. Y esta es la prudencia del gobernante”.

El tema de los migrantes dijo el Pontífice “es un problema de caridad, de amor, de solidaridad…” Además recordó que la manera de resolver el problema de las migraciones es ayudando a los países de donde vienen los migrantes. Vienen por hambre, o por guerra. Invertir donde hay hambre, dijo. Los migrantes de Oriente Medio han encontrado otras formas de salir. El Líbano es una maravilla de generosidad, que alberga a más de un millón de sirios. Jordania lo mismo. Y hacen lo que pueden, esperando reintegrarse. “Es un problema complejo sobre el que debemos hablar sin prejuicios”.

Podría también gustarte...