Tribunal Eclesiástico Metropolitano

 

Tijuana, B. C.- La Iglesia Católica cuenta con Tribunales Eclesiásticos para estudiar y definir las causas de nulidad matrimonial, y aquí en Tijuana existe el Tribunal Eclesiástico Metropolitano de primera y segunda instancia, cuyo Vicario Judicial es el Presbítero Licenciado Mónico Margarito Hernández.

           Uno de los jueces del Tribunal Eclesiástico Metropolitano, el Presbítero Héctor Emilio Nava, mencionó que la Iglesia Católica como custodia del Evangelio de Cristo también tiene la responsabilidad de custodiar la indisolubilidad del matrimonio.

            “Es decir, el matrimonio es insoluble por naturaleza, pero también el Santo Padre como sucesor de Pedro tiene la potestad de disolver el matrimonio celebrado, por ejemplo, el matrimonio celebrado pero no consumado…Ninguna autoridad, ciertamente, tiene la potestad de declarar nulo el matrimonio, excepto la Iglesia cuando tiene los elementos de juicio, las pruebas veraces de que aquellos que celebraron el matrimonio, desde antes del matrimonio se prueba de que nunca existió tal celebración”, dijo el sacerdote.

            Explicó que el matrimonio civil por naturaleza tiene la posibilidad del divorcio, es decir, es soluble y se puede disolver cuando una de las partes o ambas partes lo decidan. Mientras que en la Iglesia la declaración de nulidad es declarar nulo lo que nunca hubo, en cambio en la disolución de matrimonio si existió dicho matrimonio, y por las leyes se disuelve ese contrato matrimonial.

En cambio en la Iglesia Católica, comentó el también especialista en Derecho Canónico, que después de un exhaustivo proceso, libre de toda sospecha, ayudada por las ciencias auxiliares como la psicología, la psiquiatría y la medicina la Iglesia llega a la declaración de la nulidad del matrimonio.

            Detalló que por ley el tiempo de duración del proceso es de 1 año en primera instancia en el Tribunal Eclesiástico Metropolitano en Tijuana, y medio año en el Tribunal de Segunda Instancia, es decir, el Tribunal de Apelaciones que está en la Arquidiócesis de Hermosillo.

            “En algunos países hay algunos concordatos entre la Santa Sede y algunos países, algunas naciones, por ejemplo en Estados Unidos el matrimonio por la Iglesia también el sacerdote puede fungir como juez civil. En México la nulidad del matrimonio no tiene efectos civiles debido a que no hay ningún concordato que legisle un trato entre la Santa Sede y México respecto a la celebración del matrimonio”, dijo el padre Nava.

            Para declarar nulo el matrimonio existen varias causales ya establecidas en el Código de Derecho Canónico, dijo el padre Nava, y aquí en el Tribunal Eclesiástico Metropolitano de la Arquidiócesis de Tijuana hay 3 jueces, un Defensor del Vínculo y un Notario, especialistas en Derecho Canónico, asimismo cinco miembros que los apoyan en este arduo trabajo.

            Finalmente invitó a los católicos que tengan dudas sobre su situación matrimonial para que se acerquen al Tribunal Eclesiástico Metropolitano, ubicado en Avenida Negrete No. 1884 en el Edificio Juan María Salvatierra, abierto de lunes a viernes de 9:00 de la mañana a 2:00 de la tarde, o bien pueden comunicarse al teléfono 6340971 al 75 para solicitar información.

 

Podría también gustarte...