‘Ustedes son llamados sacerdotes del Señor, Ministros de Dios como dice el profeta Isaías’

La Arquidiócesis de Tijuana llevó a cabo la Procesión Sacerdotal el miércoles Santo 17 de abril, encabezados por el Arzobispo Metropolitano, Mons. Francisco Moreno Barrón, a las 10:30 a.m. partiendo de la casa parroquial en la calle 2da para llegar a la Catedral Nuestra Señora de Guadalupe donde el Arzobispo presidió la Santa Misa Crismal donde consagró el Santo Crisma y bendijo los Santos óleos, que son utilizados en las parroquias para la administración de los Sacramentos. En esta Eucaristía más de 100 sacerdotes de la Arquidiócesis de Tijuana renovaron sus promesas sacerdotales, mismas que hicieron el día de su ordenación

La Misa Crismal, presidida por el Arzobispo y concelebrada por los sacerdotes de la Arquidiócesis, es la celebración en la que se consagra el Santo Crisma y se bendicen los óleos. El Santo Crisma, es decir, el óleo perfumado que representa al mismo Espíritu Santo, nos es dado junto con sus carismas el día de nuestro bautizo y de nuestra confirmación y en la ordenación de los sacerdotes y obispos. Ordinariamente esta misa se celebra en la Catedral de la ciudad el Jueves Santo; pero, por razones de conveniencia pastoral, se puede adelantar a uno de los días de la Semana Santa.

El Arzobispo Metropolitano Francisco Moreno Barrón durante la homilía invitó a sus sacerdotes a renovar su consagración y dedicación a Cristo y a la Iglesia. ‘La mirada y el corazón de la Iglesia está puesto en ustedes este día y cómo anhelo que ustedes experimenten en lo íntimo de su ser el amor de Dios’.

‘Cada uno de ustedes es elegido por Dios, enviado por Jesús como su sacerdote en medio de su pueblo para hacerlo presente a Él, para que hagas a tu pueblo vivir junto contigo este Misterio de amor’. ‘Ustedes son llamados sacerdotes del señor, ministros de Dios como dice el profeta Isaías’. Cristo te ama y su amor es tan grande que no solo se entregó a la Cruz por amor a ti sino que se sigue ofreciendo en el altar de la Eucaristía al Padre Dios, continuando la entrega de amor de aquel sacrificio del Gólgota acontecido hace dos mil años. Hoy en este día sacerdotal experimenta el amor de Jesús, porque si tú te sabes amado entonces tu vida cobra un sentido completo.

Tras la homilía, El rito de esta misa, incluye la renovación de las promesas sacerdotales. Donde los presbíteros como comunidad fraterna prometen solemnemente unirse más de cerca a Cristo, ser ministros fieles, enseñar y ofrecer el Santo Sacrificio en nombre de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote y conducir a otros a Él. Por tanto otro tema importante de la Misa Crismal es el sacerdocio. Al entregar el misterio de la Eucaristía a la Iglesia, Cristo instituyó también el sacerdocio.

Finalmente en la Eucaristía se hizo una oración por el descanso eterno del recién fallecido Pbro. Víctor Ramírez Aguilera que partió a la Casa del Padre hoy miércoles Santo 17 de abril.

Podría también gustarte...