El Cirio Pascual: “Una luz que permanece encendida en el corazón”

Pastoral para la Comunicación.- El significado más importante del cirio pascual es recordarnos la victoria sobre la muerte de Jesucristo a través de la resurrección. La resurrección de Cristo es simbolizada por la luz, por el fuego nuevo, que ahuyenta las tinieblas de la muerte y resucita victorioso. La luz, elemento natural, se convierte en símbolo de vida, felicidad, alegría y esperanza.

El cirio pascual explica el sentido de la Pascua para los cristianos. Da importancia al mensaje de eternidad: principio y fin, pero al mismo tiempo no se olvida la realidad en que vivimos, el año concreto del calendario cristiano. El ritual de la bendición se realiza en las parroquias cada año en la Vigilia Pascual, la noche del Sábado Santo, “la madre de todas las santas Vigilias” (san Agustín). Su nombre proviene de la palabra hebra “pasach“, usada para referirse a la fiesta de la Pascua Judía.

El cirio pascual es encendido todos los días hasta el día de la Ascensión. También se enciende durante bautismos, como signo de la promesa de Juan el Bautista del Espíritu Santo a los bautizados en Cristo. Que la luz de la Pascua no se apague en nuestro corazón.

 

Podría también gustarte...