El gran viaje hacia Jerusalén

Martes 28 

Hoy comienza la parte más característica de la obra de Lucas, el gran viaje hacia Jerusalén (Lc. 9,51-19,28).  

Evangelio: Lucas 9,51-56 

Cuando llegó el tiempo de su partida de este mundo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén. Entonces envió por delante a unos mensajeros, que fueron a una aldea de Samaría para prepararle alojamiento, pero no quisieron recibirlo, porque se dirigía a Jerusalén. Al ver esto, los discípulos Santiago y Juan dijeron: -Señor, ¿quieres que mandemos que baje fuego del cielo y los consuma? Pero Jesús, volviéndose hacia ellos, les reprendió severamente. Y se marcharon a otra aldea.  

ORATIO 

Señor Jesús, bendigo el valor con el que endureciste tu rostro como piedra y emprendiste el camino hacia la cruz, aun sabiendo que nosotros te habríamos de corresponder con la incredulidad, la indiferencia e incluso la hostilidad. Bendigo la paciencia de la que haces gala incesantemente con nosotros, que nos mostramos a menudo impacientes y severos con los otros y con sus errores. Bendigo tu misericordia con nosotros, que no éramos hijos de Israel pero que precisamente gracias .a tu muerte hemos sido hechos partícipes de las promesas que hiciste a tu pueblo. Bendigo tu fidelidad, gracias a la cual te has seguido fiando de nosotros y creyendo en nuestro discipulado, a pesar de nuestras defecciones y caídas. Me aferro al borde de tu manto, seguro de que encontraré en ti al que me cura de mis infidelidades y me conduce a la casa del Padre. Amén.  

 

Mons. Salvador Cisneros

Parroquia Santa Teresa de Ávila

Podría también gustarte...